Miércoles, 11 de Mayo de 2011

Riesgo de asma aumentaría al nacer antes de término: estudio

Reuters ·11/05/2011 - 14:28h

El nacimiento prematuro, incluso poco antes de la fecha estimada, colocaría a los bebés en mayor riesgo de necesitar medicación contra el asma durante la niñez y la adolescencia, según reveló un estudio efectuado en Suecia.

"Cada semana en el útero es importante para el feto en lo que respecta a reducir el riesgo de asma infantil", dijo Hartmut Vogt, de la Universidad de Linkoping en Suecia, quien trabajó en el estudio publicado en la revista Pediatrics.

"La inducción del parto antes de término, por ejemplo por una cesárea, debería evitarse lo máximo posible", dijo Vogt a Reuters Health.

El equipo empleó datos de registros nacionales de salud y recetas médicas para examinar el posible efecto de la edad gestacional sobre la necesidad de usar corticosteroides inhalables, como símbolo del asma, en los niños de 6 a 19 años.

En el 2006, el 4,9 por ciento de los niños y el 3,8 por ciento de las niñas había recibido prescripciones de corticosteroides inhalables, cuyo uso disminuyó a medida que crecían los varones, pero aumentó levemente en las mujeres nacidas a término.

Un embarazo es considerado "a término" después de completar las 37 semanas.

La probabilidad de usar los fármacos era mayor en todas las categorías de edad gestacional menor a las 39 semanas, comparado con los bebés nacidos luego de ese lapso, y aumentaba con el grado de inmadurez del pequeño. Eso sucedió tanto en varones como en mujeres.

Aunque el parto por cesárea y la hospitalización por virus respiratorio sincicial contribuyeron a la mayor tasa de utilización de corticosteroides, la relación entre la edad gestacional y el uso de esteroides persistió incluso después de ajustar esos factores.

"Nos sorprendimos mucho cuando hallamos que incluso los niños nacidos en las semanas 37 y 38 (de gestación) tenían un riesgo levemente mayor de usar medicación para el asma, comparado con los niños nacidos a término", dijo Vogt.

"Por otra parte, parece bastante razonable creer que el desarrollo gradual de los pulmones influiría en el riesgo de asma de manera similar", agregó.

El autor indicó que los efectos del nacimiento antes de término se aliviarían al crecer, lo que señala que quizá los síntomas de asma relacionados con el parto prematuro desaparecerían en los niños mayores.

Otro estudio sueco halló a comienzo de año un vínculo entre el nacimiento muy prematuro -entre las semanas 23 y 27 de gestación- y el asma en la juventud, aunque no se observó ese efecto en bebés con al menos 27 semanas de gestación al nacer.