Miércoles, 11 de Mayo de 2011

Los tanques del régimen sirio bombardean Homs

Asad sigue con la represión violenta contra los opositores pese a las sanciones anunciadas ayer por la UE

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·11/05/2011 - 11:39h

El régimen de Bachar al Asad sigue reprimiendo al máximo a los opositores pese a las sanciones anunciadas ayer por la Unión Europea.

Los carros blindados del ejército han atacado esta mañana un barrio residencial de Homs, la tercera ciudad del país y uno de los fortines de los manifestantes que reclaman la caída del Gobierno y las reformas democráticas desde enero.

"Homs está temblando por el ruido de las explosiones de los disparos de los tanques y la artillería pesada en el barrio de Bab Amro", dijo a la agencia Reuters el activista Najati Tayara.

El nuevo ataque del Ejército contra la población civil demuestra una vez más que la presión internacional no está funcionando. "Es una pelea hasta el final", dijo Rami Makhlouf, un primo de Asad, a The New York Times este miércoles.

"Los sirios han visto cómo se ha derramado la sangre de sus compatrioras" Sin embargo, para los opositores, la sangrienta reacción del régimen es precisamente lo que acabará precipitando su caída: "El régimen está jugando con la carta equivocada mandando tanques a las ciudades y sitiándolas. Los sirios han visto cómo se ha derramado la sangre de sus compatrioras y nunca volverán a estar mudos", dijo Suhair al-Atassi a la agencia británica.

Asad ordenó ayer la liberación de 300 personas en la ciudad de Banias que habían sido detenidas en los últimos días. Desde el domingo, el régimen ha lanzado una gran ofensiva contra los opositores realizando arrestos masivos para tratar de identificar a los líderes de las protestas y evitar nuevas manifestaciones.

Hoy en Ginebra, el secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, pidió a Asad "que escuche la llamada de su pueblo para las reformas y la libertad".

Noticias Relacionadas