Miércoles, 11 de Mayo de 2011

El BBVA pide rapidez y el máximo rigor si las CCAA se desvían en el déficit

EFE ·11/05/2011 - 10:43h

EFE - El consejero delegado del BBVA, Ángel Cano. EFE/Archivo

El BBVA instó hoy al Gobierno a actuar con rapidez, diligencia y el máximo rigor con las CCAA en el caso de que pongan en peligro el objetivo global de déficit del 6 % del PIB para 2011.

El informe "Situación España", presentado hoy, lamenta que transcurridos cuatro meses del año siga sin haber acuerdo con CCAA "que representan casi el 50 % del PIB español" sobre cómo cumplirán sus compromisos de estabilidad presupuestaria en 2011, para los que el déficit no podrá superar el 1,3 %.

El Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) celebrado el pasado 27 de abril aprobó los planes de reestructuración de siete CCAA, que junto a Navarra y el País Vasco suponen un ahorro de 4.283 millones de euros, y quedan pendientes el resto, a excepción de La Rioja y Madrid.

El informe considera que las comunidades deben demostrar un compromiso "irrestricto" con las metas fiscales a través de presupuestos plurianuales y reglas que liguen el gasto al crecimiento del PIB tendencial.

La revista presentada hoy promueve además la existencia de instituciones independientes del Ejecutivo y al servicio del poder legislativo, capaces de ofrecer consejos y proyecciones para limitar potenciales desviaciones de los objetivos presupuestarios.

El BBVA recalca que la heterogeneidad en el cumplimiento de los objetivos de déficit entre CCAA en 2010 fue "decepcionante" y "particularmente preocupante", dado que buena parte del ajuste previsto en el déficit de 2011 recae sobre ellas, y sobre su capacidad de reducir el gasto.

Por ello, instó al Gobierno y al CPFF a "seguir vigilante" y a actuar "de manera inmediata" en el caso de que en los próximos meses se pusiera de manifiesto que las medidas hasta ahora anunciadas no fuesen suficientes para alcanzar los objetivos del presente año.

Los objetivos de estabilidad presupuestaria para 2011-2014 deben ser "absolutamente irrenunciables", advierte el banco.