Miércoles, 11 de Mayo de 2011

Detenido un pederasta que agredía a sus hijos, los ofrecía y distribuía sus vídeos

Los menores -sus hijos, los de sus parejas y otros-, tenían entre 3 y 6 años. El agresor era un empresario alemán de 32 años, adinerado, y se daba a conocer en la Red como 'Cooldaddy'.

PUBLICO. ES / EFE / EP ·11/05/2011 - 08:55h

La Policía Nacional detuvo el pasado 20 de abril en Palma de Mallorca a un ciudadano alemán de 32 años acusado de abusar sexualmente de sus dos hijos. El pederasta llegó incluso a "ofrecer" a los niños, con edades comprendidas entre los 3 y los 9 años, a otros pederastas para que mantuvieran relaciones con ellos.

Según informaron a Efe fuentes de la investigación, el detenido, H.J., que ya se encuentra en prisión por orden judicial, abusó también de otros menores, hijos de sus parejas sentimentales, agresiones que grababa en vídeo y distribuía después entre círculos cerrados de pederastas en Internet.

El detenido es un empresario con alto poder adquisitivo y con negocios en Internet, consistentes en empresas de juego de lotería en la red, que cerraba cada tres meses, aproximadamente.  Así lo ha informado en rueda de prensa en la Jefatura Superior de Policía de Palma el inspector Eduardo Colom. 

El hombre tenía antecedentes penales en Alemania por otros delitos, y para llevar a cabo sus maniobras criminales se había creado un perfil falso en la red social Tuenti con el nombre del hijo mayor y la referencia a un colegio falso.

El acusado tiene tres hijos naturales y otros dos hijos de sus parejas aunque al parecer abusó de cuatro de ellos, de edades comprendidas entre los tres y los nueve años en el momento de los abusos (2008). No consta que agrediera a la hija de la pareja con la que estaba en el momento de la detención.

La investigación, dirigida por la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) y agentes de la Jefatura Superior de las Islas Baleares, se inició hace un mes, cuando la embajada alemana alertó de la existencia en la Red de un vídeo en el que varios niños eran agredidos por un adulto y obligados a mantener relaciones sexuales entre ellos en el camarote de un barco y en el interior de una vivienda

Daba un email de contacto para los que también quisieran abusar de los menoresEn la grabación, el pederasta detenido, que se hacía llamar "Cooldaddy" -"Papá guay"-, facilitaba una dirección de correo electrónico de contacto para aquellos interesados en abusar también de los menores.

Pista a pista hasta localizar al pederasta

Gracias a la colaboración de la Policía alemana se averiguó que este correo electrónico había sido dado de baja a principios de abril y que el pederasta utilizaba conexiones remotas que dificultaban su localización. Además, los datos personales con los que había dado de alta la cuenta eran falsos.

Los agentes analizaron entonces a fondo el contenido de la grabación, que mostraba al adulto y a los cuatro menores en el camarote de un barco y en el interior de una vivienda.

Por varios detalles de las imágenes, se tuvo la certeza de que los hechos habían sido cometidos en algún lugar de Mallorca y que el agresor era el padre de al menos uno de los niños, porque en un momento de la grabación podía escucharse como una de las víctimas le llamaba "papá".

Una de las grabaciones la hizo en un yate de recreo con sus hijos

En ese momento, la Policía inició una exhaustivo rastreo para intentar detener al padre pederasta y poner a salvo a los niños. Se investigaron los colegios de la isla, los puertos deportivos y las empresas de compra-venta y mantenimiento de yates de recreo. La pista clave llegó de uno de los centros escolares, en el que reconocieron a algunos de los menores y a sus padres.

No obstante, hacía dos años que los niños ya no acudían a ese colegio, y los responsables del centro escolar desconocían su actual paradero, ya que la familia había cambiado varias veces de domicilio y los padres se habían separado.

Mientras tanto, los investigadores habían averiguado también que el detenido era el propietario de un velero de altura, aunque algunas de las características de la embarcación no encajaban con las que aparecían en el vídeo de los abusos. Se supo después que el arrestado había tenido anteriormente otro yate de recreo, de nombre Billy Bob, y cuyo camarote sí correspondía con el escenario de las agresiones.

Su expareja le identificó

Finalmente, los agentes pudieron localizar el colegio en el que estudiaban actualmente los niños e interrogaron a la madre, quien tras ver las imágenes identificó al autor de las agresiones, a sus dos hijos y a una niña, hija de una pareja posterior de su ex marido. Se calcula que las imágenes fueron grabadas en 2008, cuando los niños tenían entre 3 y 9 años.

Al ser arrestado portaba una tarjeta con varios vídeos que mostraban relaciones con una niña

En el momento de su arresto, el pederasta portaba una tarjeta de memoria de una cámara de vídeo con varias grabaciones en las que aparece manteniendo relaciones con la hija de su ex pareja cuando la niña tenía unos 6 ó 7 años. También se han encontrado fotografías de los mismos menores que son agredidos en el vídeo.

Al proceder al registro de la vivienda, los agentes de la Policía Nacional han identificado también la estancia en la que se grabaron otras secuencias del vídeo pedófilo, y han encontrado también una manta y otros objetos que pueden verse en la grabación.

La Policía está analizando todo el material intervenido para esclarecer si ha podido haber otros abusos. El vídeo que ha llevado a la detención del pederasta en Palma de Mallorca circula ahora por Internet y se desconoce el número de pedófilos que lo han podido descargar y distribuir por la Red.

La policía no cree que las madres de los niños estén relacionadas con las agresiones y de hecho no se les ha retirado la custodia de los menores. El inspector ha dicho que las mujeres se mostraron "sorprendidas" y "muy afectadas" al enterarse de los hechos.

Corroboración de los menores

Los menores corroboraron los abusos en sus declaraciones en los servicios de Atención a la Familia y más adelante volverán a ser interrogados en presencia de psicólogos y especialistas en estos casos para "no interferir en el posible desarrollo de los niños". Cabe señalar que en estos momentos los menores "hacen vida normal", precisó Colom.