Miércoles, 11 de Mayo de 2011

El Hércules se aferra a ganar todo y esperar

Una derrota o un empate ante el Mallorca condena a los de Djukic

HUGO JIMÉNEZ ·11/05/2011 - 08:20h

Djukic, en la banda.

"Ganar y ganar, y volver a ganar...". La frase con la que Luis Aragonés definió el presente en el fútbol se ha convertido en la única tabla de salvación para el Hércules. Los alicantinos merodean el descenso de categoría, tras caer en la última jornada ante el Racing (2-3), pero se aferran a un milagro. Deben sacar los nueve puntos que le restan por disputar y, además, esperar a que pinchen los equipos que les preceden en la clasificación.

El efecto Djukic se ha venido abajo con dos derrotas consecutivas y, aunque matemáticamente hay opciones para salvarse, pocos son los que creen en ella. Los herculanos comenzaron la Liga como uno de los equipos revelación, pero se han ido desfondando en esta segunda vuelta. En este tramo de curso el Hércules sólo consiguió 11 puntos en las últimas 16 jornadas, complicándose en exceso la continuidad en Primera.

Las casas de apuestan dan a los alicantinos casi por descendidos

"Ha sido difícil digerir las dos últimas derrotas; pero somos profesionales y tenemos que luchar hasta el final por la permanencia. Nos llega un Mallorca que es un equipo difícil, pero jugamos en nuestra casa y necesitamos los tres puntos para mantener opciones", dijo Djukic, ayer, tras el entrenamiento.

Pese al optimismo del técnico, las casas de apuestas apenas dan ya opciones de permanencia a los alicantinos. Su descenso a la Liga Adelante se paga 1,01 por cada euro invertido. Prácticamente nada si se les compara con otros equipos en problemas como el Deportivo, que también ayer ocupaba posiciones de descenso, cuya caída se pagaba ayer a 2,50. Pese a todo, Djukic sí cree en la victoria ante el Mallorca. El técnico pretende "dar una alegría a la afición y terminar con la racha negativa de resultados". El entrenador cogió al equipo en puestos de descenso, hace seis jornadas, y no ha tenido tiempo de revertir la situación. Aún así desde que Djukic llegó al banquillo ha logrado siete puntos en seis jornadas y, sobre todo, ha mejorado sustancialmente el juego del equipo. Pero no ha sido suficiente. Los problemas de cobros que ha venido padeciendo el vestuario durante toda la temporada así como la falta de compromiso de algunos jugadores que llegaron para abanderar el proyecto, como Drenthe y Trezeguet, han terminado por hundirlo. Aunque de puertas hacia adentro los reproches entre jugadores están a la orden del día, Djukic ayer no quiso señalar a nadie. "No voy a señalar. Somos todos culpables", subrayó ayer el técnico.

La mejor noticia para el Hércules es que hoy podrá contar con Farinós, ausente la última jornada por unas molestias musculares, y con Valdez, al que Competición quitó la tarjeta roja que vio contra el Racing. El recurso presentado por el Hércules prosperó y Djukic podrá jugársela con su delantero más efectivo.

Competición también dejó sin efecto la amarilla al deportivista Laure, y sancionó a Lotina y Olabe, técnicos de Deportivo y Almería, con dos partidos.