Miércoles, 11 de Mayo de 2011

Lampedusa vuelve a vaciarse de inmigrantes

Situación en la isla

DANIEL DEL PINO ·11/05/2011 - 01:00h

Después un fin de semana en el que la llegada de 1.810 prófugos procedentes de Libia hizo saltar de nuevo las alarmas en Lampedusa por la posibilidad de que se volviera a repetir una crisis humanitaria, la situación en la pequeña isla italiana vuelve poco a poco a la normalidad. El lunes, pasadas las diez de la noche, el barco Excelsior salía rumbo a Cagliari con 795 personas a bordo, la mayor parte de ellos somalíes, libios, sudaneses y eritreos, que serán trasladados en los próximos días a centros en el norte del país.

Además, la asesora de Políticas Sociales de Liguria, Lorena Rambaudi, anunció ayer que otro millar irá a parar a distintos centros en esa región y otras vecinas, en el norte del país. "Hemos puesto ya en marcha todos los procedimientos necesarios para acoger en las mejores condiciones posibles a estas personas", dijo. Todos serán solicitantes de asilo, tal y como exigió cuando comenzó la crisis la Liga Norte, el partido xenófobo y separatista que gobierna Italia junto a Silvio Berlusconi.

Mientras tanto, en el centro de retención de Lampedusa quedaban ayer 350 inmigrantes. 122 de ellos son menores a los que las autoridades deberán buscar una casa de acogida por haber llegado a Italia sin estar acompañados de una persona mayor de edad. Otros 137 son tunecinos que esperan desde el jueves a ser repatriados, según el acuerdo al que llegó el ministro de Interior italiano, Roberto Maroni, con el primer ministro de Túnez, Beji Cais Essebsi, el pasado 5 de abril. Como parte de ese pacto, Maroni entregará hoy en Civitavecchia cuatro patrulleras italianas al ministro de interior tunecino, Habib Essid.