Miércoles, 11 de Mayo de 2011

Guerra civil en Anonymous

Los chats donde organizaban sus ataques han sido hackeados' desde dentro

MIGUEL ÁNGEL CRIADO ·11/05/2011 - 06:00h

Miembros de Anonymous en la última entrega de los premios Goya. javier soriano

El Estado Mayor de Anonymous ha sido hackeado. Miembros de este colectivo, disconformes con la forma de actuar del movimiento, se han hecho con las direcciones y contraseñas de los chat IRC de AnonOps donde se organizaban las acciones, publicando los datos de centenares de miembros, varios españoles entre ellos. Responsables de los servidores atacados hablan de un golpe de Estado.

"Lamentamos informar de que nuestra red se ha visto comprometida por un antiguo operador del IRC llamado Ryan y sus seguidores", dicen en un comunicado los miembros de AnonOps, una especie de brazo armado de Anony-mous responsable de organizar los ataques que ha protagonizado este colectivo desde finales del año pasado. Bajo su coordinación, miles de internautas echaron abajo varias webs en defensa de Wikileaks o, en España, contra la ley Sinde. AnonOps usaba dos servidores IRC para coordinar las acciones mediante el chat. "Por desgracia, se han hecho con el control de los nombres de dominio AnonOps.ru y, posiblemente, AnonOps.net, aunque no estamos seguros, por lo que no podemos seguir usándolos", continúa el comunicado.

Los responsables de los servidores hablan de golpe de Estado

Los atacantes se habrían hecho con las direcciones IP y las contraseñas de cerca de un millar de usuarios de ambos servidores. De hecho, ayer ya circulaban listas con estos datos por la red. Entre las direcciones aparecían varias pertenecientes a clientes de Jazztel y Telefónica. Aunque no siempre se puede identificar a la persona que hay detrás de un ordenador, la noticia provocó intranquilidad entre varios miembros de Anonymous. De hecho, AnonOps recomendaba en su comunicado a "todos los usuarios que se mantengan alejados de AnonOps.nety AnonOps.ru, que deben considerarse como comprometidos. El uso o la conexión a cualquier servicio de estas direcciones puede poner a tu equipo, y por extensión a ti, en peligro". En muchos países, organizar ataques para abatir webs es considerado delito.

En una entrevista al sitio británico Thinq_, el líder del grupo disidente sostiene que, con su ataque, quería denunciar que AnonOps se había convertido en algo demasiado centralizado, con una camarilla que "maneja los hilos tras las bambalinas". El tal Ryan dice que una decena de administradores se organizan en un canal de chat privado para dirigir las operaciones. "Hay una jerarquía. Todo el poder, todos los ataques DDoS [de denegación de servicio, para tumbar una web] salen de ese canal", explica a Thinq_. El rebelde reconoce haber publicado los datos de centenares de miembros pero asegura que era algo "lamentable pero necesario". Estos disidentes también opinan que muchas de las acciones de AnonOps sólo buscan los titulares de la prensa.

Pero sus antiguos camaradas no se han quedado quietos. Primero, han movido su infraestructura a otro dominio (www.anonops.in) y después han ido contra los desertores. Por ellos se ha sabido que Ryan es un chico de 17 años que vive en Wickford (Reino Unido). El joven, que había escalado puestos hasta ser administrador, con claves de acceso a todo el sistema, moderaba el IRC desde diciembre pasado. Su grupo escindido podría controlar una red de 800.000 ordenadores zombis con la que podría haber inutilizado los servidores de Anonymous.