Miércoles, 11 de Mayo de 2011

CiU no logra apoyo para el Fondo de Competitividad

El PSC acata la disciplina de voto y rechaza la moción de los nacionalistas

IÑIGO ADURIZ ·11/05/2011 - 01:00h

Josep Antoni Duran i Lleida, portavoz de CiU, ayer en el Congreso. Marta Jara

El Congreso rechazó ayer pedir al Gobierno que adelante el pago de los 1.450 millones del Fondo de Competitividad a la Generalitat de Catalunya, tal y como exigía CiU. Los socialistas catalanes respetaron la disciplina de voto de su grupo en la Cámara y votaron en contra de la moción. Y los convergentes rechazaron la enmienda del PSOE que proponía una negociación entre el Govern y el Ejecutivo central en la que establecer los plazos para pagar dicha compensación.

La moción fue rechazada por tan sólo siete votos: 168 noes frente a 161 síes, y diez abstenciones. En contra votaron el PSOE y la diputada de UPyD, Rosa Díez. A favor, CiU, que contó con el apoyo de PP, ERC, ICV e IU. Las diez abstenciones correspondieron al PNV, CC y UPN.

Los dos principales partidos catalanes, CiU y PSC, volvieron a enzarzarse durante toda la jornada en un cruce de reproches y acusaciones a costa de la defensa de su sistema de financiación y de los intereses de Catalunya. Por la mañana, el portavoz de los nacionalistas catalanes en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, se preguntaba "para qué sirven 25 diputados del PSC" en Madrid "si a la hora de exigir al Gobierno el pago del Fondo de Competitividad se arrugan a los intereses del PSOE". A esa hora, el portavoz de CiU ya anunciaba que su grupo rechazaría la enmienda que presentaron los socialistas un día antes y que fue consensuada por todo el grupo, incluidos los diputados catalanes.

El ambiente se fue caldeando por la tarde. El presidente de la Comisión del Estatuto del Diputado, el diputado del PSC Francesc Vallés, exigió a Duran i Lleida una rectificación por acusarle, horas antes, de retrasar premeditadamente la declaración de compatibilidad del parlamentario catalán para que pudiera presidir las cuatro comisiones bilaterales Generalitat-Gobierno para tratar sobre el pago del Fondo.

En el pleno se volvió a repetir el enfrentamiento. El ponente de CiU, Josep Sánchez-Llibre, se preguntó por qué cuando el PSC gobernaba en Catalunya el Ejecutivo central anticipó el fondo de 2009 y el de 2010 y ahora lo fija para 2013. "¿Era un partido amigo y ahora es un partido enemigo?". Recordó, además, que en Cata-lunya, los socialistas se han mostrado a favor de la propuesta de CiU sobre el pago del fondo. También lo hicieron en una propuesta similar en el Senado.

"Empezar a gobernar"

La representante del PSC, Montserrat Colldeforns, emplazó a los nacionalistas a "no utilizar en vano el nombre de Catalunya" y a "empezar a gobernar" la Generalitat. Les acusó de aliarse con el PP por lo que pudiera ocurriren las generales. "Para salir de la crisis nos tendrán cerca. Para allanar el camino al PP, nunca", les espetó.

Colldeforns recordó que "el nuevo sistema de financiación está aportando más recursos que nunca a Catalunya" y que fue el socialista el partido que impulsó su aprobación. Defendió, además, que la enmienda de su grupo tenía como objetivo dar solución al conflicto de una manera negociada.

Los representantes de ERC e ICV reclamaron al Gobierno el pago del Fondo, pero también criticaron a la Generalitat por escudarse en la falta de ese dinero para promover nuevos recortes en los servicios públicos. El PP, que en 2009 votó en contra del sistema de financiación, justificó su sí en el cumplimiento de la ley.