Miércoles, 11 de Mayo de 2011

Grecia y la campaña

El PP busca sacar tajada del nerviosismo de los mercados

ERNESTO EKAIZER ·11/05/2011 - 08:20h

Hombre, no han llegado tan lejos como José María Aznar, que, en 1993, ante los movimientos especulativos contra la peseta, dijo que, si había que salir del Sistema Monetario Europeo, se salía. Pero a río revuelto, Mariano Rajoy en Vigo y Cristóbal Montoro en Madrid no perdieron la oportunidad de capitalizar el nerviosismo en los mercados por la negociación de un nuevo programa de créditos para Grecia.

Según el líder del PP, la situación en Grecia es un asunto "enormemente preocupante" para España. "Los rumores de contagio" sobre España "son infundados", apuntó. Y concluyó: "España no va a necesitar un rescate". Entonces, ¿por qué es "enormemente" importante?

El PP cree que España frisa la crítica situación de mayo de 2010

La respuesta la dio Montoro: estamos prácticamente en la misma situación de los mercados de mayo 2010. "Fragilidad, riesgo alto, castigo y dudas"... Denunció el portavoz económico que el Gobierno no se ha puesto en contacto con el PP para discutir esta situación, en la que España vuelve a estar como hace un año.

Quien sí se ha puesto al habla con el PP ha sido el Departamento del Tesoro de EEUU, que, según ha confirmado este cronista, se reunió con Cristóbal Montoro la semana pasada en Madrid.

Tercera visita

Una delegación del Departamento del Tesoro se reúne con Montoro en Madrid

La visita, dirigida por el secretario de Estado adjunto del Tesoro para Asuntos Financieros Internacionales, Charles Collyns, recaló en el Gobierno y en el PP, como ya es costumbre desde hace más de un año. Es la tercera que realiza a España. En esta ocasión, venía de Atenas, Irlanda y Portugal.

En estos encuentros, los funcionarios se limitan a preguntar por la evolución de las finanzas públicas, las posibilidades de crecimiento y las reformas en marcha, en especial el desenlace de la negociación colectiva. La respuesta de Gobierno y oposición es, naturalmente, simétricamente la contraria. Montoro sostiene que, si el Gobierno no siente el aliento de la presión internacional, se evade de sus obligaciones.

En realidad, debería haber un verdadero debate sobre las nuevas necesidades de Grecia y el futuro de la eurozona. La política vigente tiene que ser sustituida por un nuevo enfoque.

"Para mantener la eurozona intacta de aquí a un año, Europa necesita cambiar rápidamente el modo con el que gestiona la crisis de la deuda.(...). Además de ajustarse los cinturones, se necesitan elementos de estímulo, lo cual generaría una perspectiva positiva para estas economías".

¿Imaginan quién dijo esto el pasado 9 de mayo? Peter Bofinger. ¿Y este quién es? ¡Pues uno de los llamados "cinco sabios" que asesoran a Ángela Merkel!