Miércoles, 11 de Mayo de 2011

Almodóvar: ahora o nunca

El manchego compite con 'La piel que habito'. Woody Allen abre hoy el Festival de Cannes, en el que participan 20 filmes, con Terrence Malick, Nani Moretti, Von Trier y los Dardenne

SARA BRITO ·11/05/2011 - 06:00h

Almodóvar, en el rodaje de La piel que habito', en Santiago de Compostela, en 2010.afp

La medianoche parisina caerá hoy sobre Cannes a eso de las 11 de la mañana, cuando se proyecte por primera vez lo último de Woody Allen, Mid-night in Paris, que inaugurará los 13 días dedicados a mostrar lo mejor del cine que viene. Amor y dudas existenciales bajo la Torre Eiffel se espera del neoyorquino, además de la primera dosis de morbo mediático: el debut como actriz de la cantante y exmodelo Carla Bruni, que tiene un pequeño papel como guía del Museo Rodin. Sin embargo, la primera dama de Francia, Carla Bruni, confirmó ayer que no acudirá a la 64ª edición del Festival de Cannes.

"Soñaba con ello (...) y lo lamento", pero "no puedo hacerlo por razones personales" y "por razones profesionales", declaró a la emisora RTL la esposa de Nicolas Sarkozy. Sarkozy tendrá también su momento de gloria (o crítica) cinematográfica con la presentación de La Conquête (La conquista), crónica de su ascenso político en 2007 y del divorcio de su anterior esposa, Cecilia.

Almodóvar regresa por cuarta vez dispuesto a llevarse la Palma de Oro

Pedro Almodóvar, los hermanos Dardenne, Kaurismaki, Paolo Sorrentino, Lars von Trier, el sonado regreso de Terrence Malick y Nanni Mo-retti garantizan la cuota de grandes nombres que Cannes precisa, sobre todo, después de la última edición, en la que muchos se escandalizaron (y muchos más celebraron) el triunfo de Apitchanpong Weerasethakul,el venerado autor tailandés.

Este año no fallan las estrellasy el paseo por la alfombra roja de Brad Pitt y Angelina Jolie, Sean Penn, Penélope Cruz y Johnny Depp, Catherine Deneuve, Mel Gibson, Robert de Niro, Antonio Banderas, Jodie Foster o Kirsten Dunst será parada obligada. Arranca el certamen cinematográfico más importante del mundo.

Uno de los nuestros

Se pasarán las cintas clandestinas de Panahi y Mirtahmasb

Pedro Almodóvar fue el primer nombre que pronunció Gilles Jacob al desgranar en París la sección oficial a competición de la actual edición del festival que dirige. De una vez se despejaron las dudas que apuntaban a que el director manchego no tendría su película acabada a tiempo. Almodóvar regresa por cuarta vez a la Croisette dispuesto a llevarse la Palma de Oro, único de los grandes premios que se le resiste. Y lo hará con un thriller psicológico muy estilizado, titulado La piel que habito. Vuelve, como único director presente del cine español, acompañado de Antonio Banderas, con quien no trabaja desde hace dos décadas, y que interpreta el papel de un médico obsesionado con crear una nueva piel que hubiera podido salvar a su esposa fallecida. Una suerte de Frankenstein revisitado, basado en la novela Tarántula, del francés Thierry Jonquet.

Pesos pesados

Además de Almodóvar, los hermanos Dardenne, Kaurismaki, Von Trier y Moretti presentarán sus últimos filmes en las próximas dos semanas. Kaurismaki tomará el pulso al jurado con Le Havre, otra incursión del escandinavo en el desasosiego. Lars Von Trier se lanza al género de ciencia ficción(¿acaso Melancholia no será un trasunto de Celebración? ¿No será acaso otro filme apocalíptico?). Nani Moretti emprende en Habemus Papam, una corrosiva crítica al Vaticano. El brillante pero poco prolífico director americano Terrence Malick, cuya presencia en la Croisette estaba prácticamente desechada dada su aversión al circo mediático, presentará la esperada The Tree of Life, con Brad Pitt y Sean Penn al frente.

"Soñaba con ello (...) y lo lamento, pero no puedo ir", se excusó Carla Bruni

Tampoco se deben olvidar nombres como el de Sorrentino, cuyo filme también protagoniza Penn; el de Bertrand Bonello y su presuntamente escandalosa L'Apollonide (House of Tolerance); o la presencia del excitante Taka-shi Miike. En la sección paralela Una Cierta Mirada, Gus van Sant (con Restless), Kim Ki Duk, Bruno Dumont y Hong Sangsoo ponen el listón alto para jóvenes valores como el mexicano Gerardo Naranjo, con Miss Bala, producida por Gael García Bernal y Diego Luna. Más cine latinoamericano: Trabalhar cansa, la cinta de los brasileños Juliana Rojas y Marco Dutra. Y Bonsái, del chileno Cristián Jiménez.

Cannes anunció este fin de semana que exhibirá también, dentro de la sección Una Cierta Mirada, dos cintas "semiclandestinas" de dos directores iraníes con los que se solidariza por las duras circunstancias personales y de trabajo que soportan en su país: Bé Omid é Didar, de Mohammad Rasoulof, e In Film Nist, de Jafar Panahi y Mojtaba Mirtahmasb.

Padres e hijos

Al Fayed presenta película con su versión de la muerte de su hijo y Diana

Dicen los hermanos Dardenneque "todos somos hijos o hijas de alguien", y que por eso, las relaciones paterno-filiales son tan importantes en su filmografía (El Hijo o Rosetta). Este año, los representantes del nuevo cine social europeo, asiduos al festival (han ganado la Palma de Oro en dos ocasiones) vuelven a las andadas con Le Gamin au Vélo (El niño en bicicleta), una película seña-lada como más luminosa que sus anteriores.

Sin embargo, no estarán solos en la exploración de estos lazos. Curiosamente habrá hasta cuatro filmes en competición centrados en el tratamiento cinematográfico de las complejidades del universo padres-hijos: Sorrentino (This Must Be the Place), Malick y, de alguna manera, Lynne Ramsay, que en We Need to Talk About Kevin, indaga en la culpa de una madre que se responsabiliza de la matanza que su hijo ha llevado a cabo en el instituto.

Mujeres en dirección

Cuatro mujeres presentarán sus películas en la competición por la Palma de Oro. Naomi Kawase, que ya estuvo en Cannes con El bosque del lutoy que regresa tras su decepcionante paso por la edición pasada del Festival de San Sebastián. Muchas expectativas están puestas en el debut en la dirección de la escritora australiana Julia Leigh, que viene respaldada por Jane Campion, y que promete lujuria y belleza en Sleeping Beauty. También compiten la británica Lyyne Ramsayy Matwenn Moteuri, con Poliss.

Cine de 'blockbuster'

Fuera de competición, los grandes estudios suelen preparar artillería pesada. Así será en el caso de Disney, que lleva a Cannes la cuarta entrega de la saga Piratas del Caribe con nuevo director, Rob Marshall, y nueva heroína, Penélope Cruz. Jodie Foster trabaja otra vez con su amigo Mel Gibson en The Beaver. Y Dreamworks dará a conocer la segunda entrega de Kung Fu Panda, además de los primeros 25 minutos de la colaboración entre JJ Abrams y Spielberg: Súper 8.

Fuera de las selecciones oficiales, en el mercado de los sótanos, donde se cuecen los acuerdos cinematográficos, Mohamed Al Fayed presentará Unlawful killing (Ejecución ilegal), donde ofrece su versión de la muerte de su hijo Dodi y la princesa Diana de Gales. La película dirigida por el actor y presentador televisivo británico Keith Allen concluyó el pasado marzo después de tres años de trabajo, en los que este siguió como periodista la investigación judicial sobre el caso que se inició en 2007. El filme "muestra cómo se ocultaron al público pruebas vitales", declaró el portavoz de la familia

Noticias Relacionadas