Miércoles, 11 de Mayo de 2011

Una alcaldía que siempre se decide por un concejal

León de la Riva y Óscar Puente luchan por el ayuntamiento de Valladolid

CAROLINA MARTÍN ·11/05/2011 - 08:20h

Francisco Javier León de la Riva

Candidato del PP 

Aunque lleva 16 años en el cargo, León de la Riva (Valladolid, 1945) aspira a revalidar la alcaldía por quinta vez para el PP. Ginecólogo de profesión, fue consejero de la Junta de Castilla y León entre 1987-1991. 

Óscar Puente

Candidato del PSOE 

Tras una legislatura como jefe de la oposición en el Ayuntamiento, se estrena como cabeza de lista socialista. Puente (Valladolid, 1968) se afilió al PSOE con 22 años. Ejerce la abogacía y cree en el cambio. 

........................................................

En las últimas cuatro elecciones locales, el PP y su candidato, Francisco Javier León de la Riva, han ganado la alcaldía de Valladolid por un concejal más que las fuerzas de izquierda. 15 frente a 14. Sin embargo, las combinaciones entre los progresistas han variado. Casi tanto como los cabeza de lista de PSOE e IU, que este año estrenan número uno. En 2007 y en 2003, el PSOE obtuvo 13 ediles; en 1999, 12, y en 1995, 10. Izquierda Unida ha oscilado entre uno y cuatro concejales.

Acostumbrados a la reñida pugna de un escaño, el 22-M sabremos si el PP amplía su ventaja, si volverá a repetir la ajustada mayoría de estos 16 años... o si las polémicas de la legislatura afectarán a León de la Riva.

Las encuestas apuntan a que el PP revalidará el triunfo y logrará mayoría absoluta. Según el último sondeo de TNS-Demoscopia para El Día de Valladolid, publicado este lunes y realizado con 500 entrevistas entre el 26 de abril y el 3 de mayo, el PP conseguiría 16 o 17 escaños; el PSOE, diez u 11; e IU, 2. Otros pronostican, incluso, que la representación de los conservadores podría ascender a 18 ediles.

Con este resultado, León de la Riva saldría indemne de la "incontinencia verbal" que admitió haber sufrido en octubre de 2010 al referirse de manera sexista a los "morritos" de la ministra de Sanidad, Leire Pajín. Se cumpliría así su predicción sobre el "efecto bumerán" que tendría la reacción supuestamente desproporcionada del PSOE al criticar al regidor.

Tampoco le pasarían factura sus burlas hacia los gitanos ha incluido al patriarca de ese colectivo en los últimos puestos de su lista para darle "aire fresco", ni la polémica sobre los áticos ilegales del céntrico edificio en el que reside y que la Justicia obligó a derribar. En su programa subraya que Valladolid se ha convertido en la ciudad "más limpia y verde" y apuesta por la creación de empleo.

Nuevos aspirantes

Los malos augurios demoscópicos no hacen mella en el ánimo del candidato primerizo del PSOE, Óscar Puente, para quien "hay posibilidades" de dar la vuelta a las encuestas. Como acostumbran a decir los socialistas, afirma que el mejor sondeo "son las urnas". Por eso, hasta el día de las elecciones su objetivo es trasladar al mayor número de vallisoletanos sus propuestas. La posibilidad del cambio, explica por teléfono de camino a un mitin exprés en la plaza Zorrilla, pasa por "pisar mucha calle y el cuerpo a cuerpo con los ciudadanos". En diez minutos, aproximadamente, se afana en explicar por las calles de Valladolid su proyecto y responder a las dudas de los viandantes.

En el programa electoral, después de su presentación es cabeza de lista del PSOE por primera vez, aunque ha estado esta legislatura como jefe de la oposición, Puente ha plasmado su decálogo de compromisos: "Conocerás mi sueldo, sabrás en qué gastamos hasta el último euro de tus impuestos, una de cada dos viviendas será de protección, tendrás el triple de plazas de escuelas infantiles municipales...".

"El reto es frenar la fuga de jóvenes", subraya Puente, que lamenta la gran cantidad de personas que ha tenido que abandonar la ciudad para irse a Madrid o al extranjero. "En las últimas dos décadas, siete jóvenes se van cada día de la ciudad porque no hay trabajo o porque no consiguen una vivienda", critica. El candidato socialista también quiere acabar con la división que existe en la ciudad. "Tiene barreras ferroviarias que hacen que a un lado haya una ciudad de segunda y al otro, de primera".

El proyecto de enterrar las vías también figura en el programa del PP, que celebra el diálogo mantenido para que "no se pare el soterramiento" e incluso propone ampliarlo. Según Puente, esa acción "lleva comprometida 16 años". IU también plantea la necesidad de hacer desaparecer las vías, porque "la broma dura ya muchos años", dice en su programa, que aboga por sustituir los grandes proyectos por "acupuntura". Es decir, por muchas y pequeñas intervenciones austeras, pero transformadoras.

Tendencia al alza

El escenario electoral que dibuja IU es optimista. No sólo creen que mantendrán el concejal de 2007, sino que estima que podrían llegar incluso a tres. Algunos sondeos lo apuntan, destacan. Más allá del número de ediles, de lo que están convencidos es de que mejorarán el resultado. "Nos lo dicen las encuestas y es lo que percibimos en la calle", aseguran desde la dirección de la formación en Valladolid.

La corriente de ilusión que ha despertado la elección del profesor Manuel Saravia como candidato, señalan en la federación, y la participación de los ciudadanos en la elaboración del programa son síntomas del nuevo espíritu. "Nosotros queremos centrarnos en prioridades", subrayan en IU. Y eso no significa "crear una imagen de ciudad, que es lo que ha hecho el PP", sino centrarse "en las personas, en la política social y el empleo". Casualmente, el programa de los conservadores arranca con un capítulo titulado: "Lo primero, las personas: más sociedad". La federación de izquierdas, sin embargo, hace hincapié en la creación de empleo, en concreto, promover 6.500.

Respecto a posibles alianzas con el PSOE, desde IU son prudentes. Dada la "tendencia general de los socialistas a la baja", el cambio de mayoría es complicado. Los socialistas admiten que tienen buena relación y que es posible encontrar un punto de encuentro con IU. Pero falta lo primero, las urnas.

El tercero en liza

Manuel Saravia, candidato de IU

No es militante de la federación de izquierdas, aunque ha colaborado activamente con asociaciones progresistas y encabeza la lista tras ganar en junio de 2010 las primarias de la formación. Saravia es profesor de urbanismo de la Universidad de Valladolid y decidió, a sus 57 años, dar este paso pensando que era una buena oportunidad para aplicar algunas de las ideas que defiende. Obtuvo el 86% de los votos (196) para ser el número uno por IU en estas elecciones. Saravia tiene experiencia con los gobiernos locales, aunque no como concejal. El cabeza de lista de la federación trabajó como arquitecto en la alcaldía de Tudela de Duero y en Valladolid. También prestó servicios para la diputación provincial.

Noticias Relacionadas