Miércoles, 16 de Enero de 2008

Wall Street cae más del 2 por ciento por los resultados de Citigroup

EFE ·16/01/2008 - 08:47h

EFE - Al cierre, el Dow Jones bajó 278,91 puntos (2,18 por ciento) para situarse en las 12.499,24 unidades.

La Bolsa de Nueva York cerró con fuertes caídas y sus principales índices bajaron más de un 2 por ciento, arrastrados por los malos resultados de Citigroup y el miedo de los inversores a una recesión económica en Estados Unidos.

Según los datos disponibles al cierre, el índice Dow Jones de Industriales, el más importante de Wall Street, retrocedió 277,04 puntos (2,17 por ciento), para situarse en las 12.501,11 unidades.

El Dow Jones, cuyos treinta valores cerraron en rojo, ha caído más de 1.600 puntos (11,7 por ciento) desde que el pasado 9 de octubre cerrara a su máximo histórico de 14.164,53 unidades.

El mercado tecnológico Nasdaq también se desplomó 60,71 puntos (2,45 por ciento), hasta los 2.417,59 enteros, mientras el S&P 500, que mide el rendimiento de las 500 principales acciones que cotizan en la Bolsa de Nueva York, perdió 35,3 puntos (2,49 por ciento), hasta las 1.380,95 unidades.

Como el resto de los grandes indicadores, el índice NYSE, que incluye a todas las empresas que cotizan en Wall Street, descendió 267 puntos (2,52 por ciento), hasta las 9.201,71 unidades.

Wall Street acogió con preocupación los datos difundidos por el Departamento de Trabajo de Estados Unidos de que las ventas minoristas bajaron un 0,4 por ciento en diciembre en ese país.

La mayoría de los analistas esperaba un incremento del 0,1 por ciento en ese tipo de ventas en el último mes del año, por lo que el dato ayudó a alimentar los temores de que la economía estadounidense se encamina hacia una recesión.

Llovía sobre mojado, pues en una entrevista concedida al diario The Wall Street Journal, el ex presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos Alan Greenspan, que prevé incorporarse como asesor a la firma Paulson & Co, señaló que la economía del país está a punto de entrar en recesión, si no está ya inmersa en ese proceso.

Antes de la apertura del parqué neoyorquino, Citigroup anunció que su beneficio en 2007 bajó un 83 por ciento, afectado por la crisis hipotecaria, que le ha llevado a anotarse 18.100 millones en amortizaciones por pérdida de valor de bonos y de deuda, y a negociar una inyección de capital exterior de 12.500 millones de dólares.

No sirvió para levantar el ánimo de los inversores el anuncio del banco de inversión Merrill Lynch, también muy tocado por la crisis crediticia, de que se ha garantizado otra inyección de capital de 6.600 millones de dólares, principalmente procedentes de los fondos de inversión estatales de Corea del sur y Kuwait y del banco japonés Mizuho.

Las acciones de Citigroup bajaron 2,12 dólares (7,3 por ciento), hasta los 26,94 dólares, mientras que las de Merrill Lynch cayeron 2,96 dólares (5,29 por ciento), hasta los 53,01 dólares.

Washington también informó que el índice de precios de productor (IPP) subió un 6,3 por ciento durante 2007, aunque en diciembre bajó un 0,1 por ciento.

Las acciones de las grandes aerolíneas se mostraron inmunes al pesimismo que inundó Wall Street, después de que se publicara que Delta inició conversaciones simultáneas con Northwest y United Airlines para negociar una posible fusión con alguna de ellas.

Las acciones de Delta subieron un 4,44 por ciento al final de la sesión, mientras que las de Northwest y United Airlines ganaron un 8,56 y un 4,98 por ciento, respectivamente.

Los inversores, sin embargo, no se mostraron impresionados por los nuevos productos anunciados hoy por Apple, cuyas acciones bajaron 9,74 dólares (5,45 por ciento), hasta los 169,04 dólares.

La Bolsa de Nueva York movió alrededor de 1.817 millones de acciones frente a los 2.437 millones de títulos del Nasdaq.

En el mercado secundario de deuda, las obligaciones a diez años subieron y ofrecían una rentabilidad, que se mueve en sentido contrario, del 3,67 por ciento, frente al 3,77 por ciento del cierre del lunes.