Martes, 10 de Mayo de 2011

Estudio presiona por ampliar la definición de "prediabetes"

Reuters ·10/05/2011 - 18:18h

Por Frederik Joelving

Tener niveles normales de azúcar en sangre no es una garantía contra la aparición de la diabetes tipo 2 en algún momento de la vida.

De hecho, un equipo de Italia publica en la revista Diabetes Care que las personas en el límite máximo de lo que se considera el rango normal de glucosa son dos veces más propensas a desarrollar diabetes que aquellas en el límite mínimo.

Pero, ¿eso significa que los médicos deberían tratar distinto a esos pacientes? No, respondió uno de los autores.

"Aquí, la preocupación es que las personas empiecen a tomar medicamentos cuando el nivel de glucosa está por debajo del umbral acordado para la diabetes", dijo el doctor Michael LeFevre, médico de familia de la University of Missouri en Columbia.

"Mi recomendación es que la población cuide el peso y haga actividad física sin importar cuáles son sus niveles de azúcar en sangre", agregó.

La diabetes tipo 2 aparece cuando el organismo ya no responde adecuadamente a la insulina, la hormona que transporta el azúcar al interior de las células después de comer.

Cuando el nivel de glucosa en ayunas llega a 126 mg/dL o más, los médicos diagnostican diabetes porque demasiado azúcar en sangre produce daños graves al corazón, los riñones y otros órganos.

Siempre se consideraron seguros los niveles por debajo de 100 mg/dL, mientras que entre 100 y 126 indican un alto riesgo de desarrollar diabetes (prediabetes).

Pero según el nuevo estudio, del equipo del doctor Paolo Brambilla, de la Universidad de Milán Bicocca en Italia, el rango considerado "normal" sería demasiado amplio.

El equipo analizó datos de unos 14.000 hombres y mujeres a los que se les había extraído sangre varias veces en su clínica. Los participantes tenían entre 40 y 69 años, y todos presentaban niveles iniciales normales de glucosa en sangre.

En los siguientes siete a ocho años, el 2 por ciento de las mujeres y casi el 3 por ciento de los hombres desarrollaron diabetes.

Menos del 1 por ciento de aquellos que comenzaron con niveles de glucosa en ayunas de entre 51 y 82 mg/dL terminaron con la enfermedad, mientras que más del 3 por ciento lo hizo cuando tenían valores iniciales de entre 91 y 99 mg/dL.

Tras controlar otros factores que podían influir en el riesgo de desarrollar la enfermedad, los resultados revelaron una diferencia dos veces mayor en el riesgo de desarrollar diabetes.

Esto coincide con un estudio previo de Oregon y el equipo de Italia asegura que puede ayudar a identificar a los pacientes que necesitan atención médica adicional.

Según la Asociación Estadounidense de Diabetes, más de 25 millones de estadounidenses son diabéticos y 79 millones son prediabéticos.

Pero LeFevre, que integra un panel de expertos en Estados Unidos, expresó su preocupación por el alcance del término "prediabetes", sobre todo si se quiere bajar aun más el límite del rango de azúcar en sangre.

"No sabemos si existe un umbral mágico" del nivel de glucosa, dijo. "A medida que aumenta el nivel de azúcar en sangre, crecen las complicaciones", añadió.

Lo mejor es comer saludablemente y hacer mucho ejercicio. Y eso también es aplicable a las personas con bajos niveles de glucosa.

FUENTE: Diabetes Care, online 15 de abril del 2011