Martes, 10 de Mayo de 2011

La crecida histórica del río Misisipi llega a los 14,6 metros

El nivel del agua alcanza Memphis y anega varias ciudades. Hay miles de evacuados

PÚBLICO.ES / EFE ·10/05/2011 - 17:53h

EFE - Vista de un casino anegado por la cresta de la crecida del río Misisipí en Tunica, Estados Unidos. -

El río Misisipi ha alcanzado un histórico pico de crecida que no se veía desde hace 80 años. El nivel del agua ha llegado a los 14,6 metros y permanecerá así durante 24 horas, según el Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos. Miles de personas han sido evacuadas.

Asimismo, el cauce principal del Misisipi está tan crecido que no absorbe el caudal de sus afluentes, que a su vez han anegado vastas regiones en los estados federados de Illinois, Misuri, Arkansas, Tennessee y amenazado con inundaciones a Misisipi y Luisiana.

Se espera que las aguas lleguen a su mayor nivel a lo largo de esta noche o primeras horas de la mañana del martes, cuando la crecida podría superar los 16,5 metros, por encima de los 14,8 metros que se alcanzaron por última vez en febrero de 1937, durante una de las peores inundaciones.

Diques contra la crecida

En Memphis, hasta el momento se han evacuado más de 1.300 hogares en las áreas de menor elevación de esta ciudad mítica para los melómanos, aunque se espera que lugares tan icónicos como Graceland, la residecia-museo de Elvis Presley, o Beale Street, famosa por su "blues", no se verán afectados.

Gracias a los diques, la región está ahora mejor preparada para lidiar con las crecidas del Misisipi, el cuarto río más grande del mundo y el mayor de América del Norte. El deshielo de las nieves en la zona de las fuentes del río y las lluvias intensas registradas a lo largo de su curso durante las últimas semanas se han combinado para producir una crecida que anega ciudades y tierras agrícolas en cientos de kilómetros.

La crecida del Misisipi avanza inexorable a lo largo de ocho estados

En Luisiana, el Cuerpo de Ingenieros ya abrió parcialmente un desaguadero que desvía las aguas del Misisipi hacia el lago Pontchartrain, al norte de Nueva Orleans, aliviando la presión sobre los diques que protegen a esa ciudad construida, en su mayor parte, a nivel inferior al del mismo lago. La última vez que se abrió ese desaguadero, unos 50 kilómetros río arriba de Nueva Orleans, fue durante la inundación de 1927, y su apertura, ayer, fue la décima desde que se completó la obra en 1931.

La crecida del Misisipi avanza inexorable a lo largo de los ocho estados que atraviesa, hasta desembocar en Nueva Orleans (Luisiana), a 645 kilómetros de Memphis. El Cuerpo de Ingenieros del Ejército indicó que abrirá un canal de desvío a unos 45 kilómetros al norte de Nueva Orleans para reducir el volumen y la velocidad de la creciente.

La zona donde se verterá el agua en este canal de desvío puede aceptar más de 7 millones de litros de agua por segundo, y permitirá desviar la creciente hacia el Golfo de México a través del lago Pontchartrain al norte de Nueva Orleans. Esto preservaría de las crecientes a la ciudad, que está en su mayor parte por debajo del nivel del mar.