Miércoles, 16 de Enero de 2008

Ni contigo ni sin ti

EFE ·16/01/2008 - 08:20h

EFE - Ni Esperanza Aguirre ni Alberto Ruíz-Gallardón irán en las listas del PP en las próximas elecciones generales.

Duda despejada. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, no irá en las listas al Congreso que el Partido Popular presentará para las elecciones del 9 de marzo.

La pretensión de Gallardón de haber estado en ellas ha generado en los últimos meses una sucesión de declaraciones a favor y en contra de la misma que ha puesto aún más en evidencia la distancia que separa, por muchos actos oficiales que tengan que compartir, al alcalde y a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

Mariano Rajoy se ha visto obligado a decidir, y su decisión salomónica (Gallardón quizás no esté de acuerdo con este calificativo) ha sido que ninguno de los dos estará en el Congreso la próxima legislatura.

Porque Aguirre, con sordina, también había planteado su órdago para estar en las listas al Congreso si finalmente se incluía en ellas el alcalde madrileño, lo que habría implicado el abandono de la Presidencia de la Comunidad.

Un pulso, en definitiva, ante el que Rajoy no debe haberse sentido nada cómodo y en el que ha tenido que adoptar una decisión a menos de dos meses de las elecciones.

Esa cercanía electoral es la que ha hecho que en algunos círculos del PP se haya dudado esta noche de que se haya escogido el momento más oportuno para hacer pública la decisión y a plantear que quizás lo más adecuado habría sido hacerlo semanas o meses atrás.

Además, se lamenta que el "efecto Pizarro" logrado con el anuncio de que el ex presidente de Endesa irá de número dos por Madrid haya sido ensombrecido en veinticuatro horas por la noticia de esta noche.

En eso coinciden fuentes socialistas consultadas por Efe, que consideran que al haber esperado tanto tiempo el PP para despejar esta incógnita, los electores tendrán mucho más en cuenta la "purga" de Gallardón que los supuestos réditos que podría tener en las urnas la presencia de Pizarro en las candidaturas populares.

Fuera cual fuere la decisión de Rajoy, iba a levantar una retahíla de interpretaciones sobre el poder de unos y otros en el seno del PP y sobre la ubicación de muchos dirigentes ante el futuro del partido que tiene como punto de salida la fecha de los comicios generales.