Martes, 10 de Mayo de 2011

Cinco muertos en un nuevo ataque de un avión espía de EEUU en Pakistán

EFE ·10/05/2011 - 14:34h

EFE - Miembros de las fuerzas de seguridad de Pakistán inspeccionan un vehículo tras un atentado. EFE/Archivo

Al menos cinco personas murieron hoy en el segundo ataque de un avión espía estadounidense en las zonas tribales de Pakistán desde la muerte hace algo más de una semana de Osama bin Laden en este país, informó el canal televisivo "Express".

Otras siete personas fueron heridas en el ataque del avión no tripulado, cuyos misiles impactaron contra un edificio y un vehículo en la región tribal de Waziristán del Sur, según "Express", que no cita fuentes.

El bombardeo se registró en la zona de Angoor Adda, cerca de la frontera con Afganistán.

Ayer mismo el primer ministro paquistaní, Yusuf Razá Guilani, expuso de nuevo la oposición de su Gobierno a este tipo de ataques, que este año se han reducido pero siguen efectuándose.

Después de que comandos estadounidenses mataran a Bin Laden en una operación especial el pasado día 2, el Ejército y el Gobierno pidieron respeto a la soberanía de su país, tras lo cual EEUU lanzó un primer ataque de un avión espía el día 6 que acabó con la vida de trece personas en Waziristán del Norte.

La gran mayoría de los ataques de aviones no tripulados del año pasado (un total de 118) se registraron en esta región, desde la cual EEUU cree que grupos yihadistas como la red Haqqani planean golpes contra las tropas extranjeras desplegadas en Afganistán.

Estos ataques, dirigidos contra operativos de la insurgencia talibán y de la red terrorista Al Qaeda o grupos sindicados, acostumbran a ser precisos, según fuentes de inteligencia y seguridad consultadas por Efe, aunque organizaciones de derechos humanos han denunciado que acarrean la muerte de civiles.

Fuentes de seguridad observan que Washington quiere enviar el mensaje claro con estos ataques de que continuará actuando de acuerdo con sus intereses tras la muerte de Bin Laden.

La muerte del líder de Al Qaeda ha causado una cascada de críticas contra el Ejército y los servicios secretos (ISI) por la residencia de Bin Laden en las cercanías de la capital paquistaní, en concreto en la localidad de Abbottabad, donde se encuentra la principal academia de cadetes de Pakistán.