Martes, 10 de Mayo de 2011

Estrasburgo cree que no se violaron los derechos de Max Mosley

El expatrón de la Formula Uno fue 'cazado' hace tres años en una "orgía nazi" por un tabloide inglés

EFE ·10/05/2011 - 12:32h

Max Mosley, antes de escuchar la sentencia.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha sentenciado por unanimidad que el Reino Unido no violó los derechos fundamentales del ex patrón de la FIA, Max Mosley, al publicarse hace tres años en el diario News of the World varias fotografías suyas en una "orgía nazi".

La sentencia del Tribunal de Estrasburgo dice que se cometió una "invasión flagrante e injustificada" de la vida privada de Mosley, pero que la indemnización de 60.000 libras esterlinas fijada por el Tribunal Superior de Londres fue una "reparación adecuada".

La clave del caso es que Mosley no fue informado previamente sobre la publicación por News of the World, algo habitual en la prensa británica, y la High Court británica rechazó retirar el material audiovisual. A este respecto, la sentencia de la Sala Cuarta del Tribunal de Derechos Humanos señala que un periódico "puede optar por no notificar" la información "basándose en el interés público de la información publicada".

Tras reconocer que el negocio de la vida privada se ha convertido en "altamente lucrativo" para algunos medios, el Tribunal dice que la notificación previa de una publicación puede tener un "efecto disuasorio" ante la paralización judicial de la información. Por ello, añade el Tribunal, el artículo 8 del Convenio europeo de derechos Humanos (Derecho al respeto a la vida privada y familiar) "no exige el requisito de la notificación previa".

El citado rotativo sensacionalista británico, propiedad de Rupert Murdoch, había titulado en portada "El patrón de la F1 celebra una orgía nazi con 5 prostitutas" y en páginas interiores se calificaba a Mosley como "perverso sexual sadomasoquista".

Un vídeo grabado con cámara oculta por una de las prostitutas fue publicado en la web del tabloide y reproducido en otras páginas de Internet. El vídeo fue visto en dos días por más de 1,4 millones de personas y el periódico vendió más de 3 millones de ejemplares. Según el texto de la sentencia, aun es posible ver ese vídeo en la red.

En el caso Mosley ante Estrasburgo han participado como terceras partes el diario The Guardian y varias organizaciones de periodistas y juristas especializados en libertad de expresión, que se mostraron en contra de la notificación previa. Según uno de los terceros intervinientes, la notificación previa al sujeto de la información "es en principio errónea, sería inviable en la practica y constituiría una vulneración del artículo 10 del Convenio", relativo a la libertad de expresión.