Martes, 10 de Mayo de 2011

La vitrina de Bob Pop

·10/05/2011 - 10:20h

Tras haber visto en los tabloides una foto de la hermana de la princesa Catalina de Inglaterra en sostén, una productora porno ha aprovechado la oportunidad para ofrecerle cinco millones de dólares por protagonizar una de sus películas. Ojo, que esa productora es la misma que ya les hizo un idéntico ofrecimiento, precisamente cuando ocupaban todas las portadas, a Charlie Sheen, a una madre de octillizos multimedia y a Susan Boyle (aunque a la pobre Susan sólo le ofrecieron un millón).


Atención a esta preciosa instantánea que ha publicado la señora Beckham en su Twitter, en la que aparece rodeada de amigos y envuelta en papel higiénico durante la celebración del ‘baby shower’ –una especie de colecta prenatal para pijas– donde todos tenían que llevar algo rosa (y bebible, a juzgar por la estampa).


La actriz española, en plena promoción pirata caribeña, copa las portadas internacionales donde, además de hablar maravillas de su compañero de reparto, Johnny Depp, y responder resignada a las tediosas preguntas sobre su reciente maternidad, se permite el lujo de asegurar que, a estas alturas de su carrera, ya puede decidir con quién trabaja y con quién no; que si le ofrecen un proyecto donde hay un actor, una actriz o un director que no soporta, dice que no y se queda tan ancha.


Como si no hubiera suficientes razones objetivas para impedir que las melodías bailables de estos dos artistas internacionales lleguen hasta los hogares de miles de inocentes, el Consejo Superior Audiovisual francés ha decidido vetar la emisión de sus dos últimos videoclips en la televisión gala por su 'sexualidad explícita. Pues vaya.