Martes, 10 de Mayo de 2011

La OTAN vuelve a bombardear el complejo residencial de Gadafi

No está claro si el objetivo del ataque ha sido otra vez el complejo residencial de Gadafi

PÚBLICO.ES/EFE ·10/05/2011 - 06:26h

La OTAN ha vuelto a bombardear el complejo residencial de Gadafi durante la madrugada del martes al lunes, según informa la agencia Reuters. Al parecer, los ataques habrían alcanzado la sede del Alto Comisionado libio para la Infancia, en el barrio de Dahmani de la capital, que ha quedado completamente destruida, según un portavoz militar libio. 

Las primeras tres explosiones se produjeron alrededor de las 02.00, hora local. Minutos después siguieron otras dos.

Un portavoz del gobierno libio había afirmado previamente a Sky News que creía que la residencia de Gadafi no había sido bombardeada, y que las explosiones tuvieron lugar en el centro de la ciudad. "Los bombardeos fueron en edificios de la administración y gubernamentales", añadió.

Por su parte, un habitante de Trípoli dijo a Al Jazeera que uno de los objetivos alcanzados había sido un edificio de una agencia de inteligencia. Algunos testigos aseguraron además que a última hora del lunes dos explosiones se escucharon cerca de las sedes de la televisión estatal libia y la agencia de información oficial Jana.

Un portavoz militar del régimen libio asegura que la OTAN bombardeó anoche varios edificios "civiles" en Trípoli, entre ellos la Corte Suprema y la oficina del fiscal general del Estado, según Jana. El portavoz, no identificado por la agencia oficial, aseveró que la "nueva agresión de la alianza de los cruzados" estuvo dirigida además contra instituciones de derechos humanos, para la protección de las mujeres y los niños, y la rehabilitación de los sordomudos.

"Esta agresión constituye un nuevo desafío a la conciencia del mundo, en violación flagrante de todas las cartas y convenciones internacionales destinadas a proteger las instituciones judiciales y a las encargadas de proteger a los niños y a las personas con discapacidad".

Los nuevos bombardeos de la OTAN en Trípoli se producen después de que el secretario general de la Alianza, Anders Fogh Rasmussen, advirtiese el lunes de que el tiempo se había acabado para Gadafi y que el coronel debía "comprender, mejor más temprano que tarde, que no hay futuro para él ni para su régimen".

Noticias Relacionadas