Martes, 10 de Mayo de 2011

El Madrid fija la hora del alirón

Sin necesidad de saltar a jugar, el Barça se proclamaría esta noche campeón de Liga si el Getafe saca algún punto de su visita al Bernabéu

L. J. MOÑINO / R. VILAR ·10/05/2011 - 08:20h

Mourinho, con uno de sus hijos, durante el entrenamiento de ayer. efe

El Barça vivirá más pendiente de la visita del Getafe al Bernabéu en la noche de hoy que el propio Real Madrid. Los blancos ya han concluido todos los asuntos de su temporada, como airea sin disimulo su actual agenda (ayer anunció un fichaje y el plan de viaje del equipo por el Ayuntamiento, la Comunidad y la Almudena para celebrar la Copa del Rey). Pero en sus manos está la hora exacta a la que el Barcelona se proclamará oficialmente campeón de la Liga 2010-11. Depende del desenlace del encuentro de hoy, de si el Madrid gana o no al Getafe. Cualquier tropiezo, en forma de empate o derrota, daría aritméticamente el título a los azulgrana.

Precisamente esa sensación de tener la cabeza en otra parte es la que más motivos de esperanza da al Getafe para obtener beneficios en la casa de su vecino. Los de Míchel, con el agua del descenso al cuello, realmente necesitan los puntos. El Madrid sólo los precisa por orgullo, por su buen nombre. Pero Mourinho ni disimula. Dejó fuera de la lista a Iker Casillas y ayer dedicó parte del entrenamiento a juguetear con uno de sus hijos sobre el césped.

Los blancos no se juegan nada y Mou lo confirma dejando fuera a Iker

Al Barça no le importaría saltar mañana al estadio del Levante en medio de un pasilloque le reconozca como campeón. A un suspiro del alirón y con la final de Wembley en el horizonte, los jugadores de Guardiola han aparcado el romanticismo y abogan por sentenciar la Liga lo antes posible, aunque no sea sobre el césped ni ante sus propio aficionados. "Lo importante es ganar el torneo, no interesa ni cuándo ni cómo", dijo ayer Valdés. "Y cuanto antes lo consigamos, mejor", añadió.

Pase lo que pase, lo que es seguro es que la próxima final de la Liga de Campeones no va a impedir que los muchachos de Guardiola festejen por todo lo alto el trofeo. "Si ganamos la Liga, hay que celebrarlo al máximo, nosotros y la afición. Ha sido un año muy intenso", concluyó Valdés, que despejó balones sobre la relación entre los internacionales tras los clásicos: "Antes yo ya no tenía relación personal con los del Madrid".

Guardiola ya celebró su primera Liga en vísperas de enfrentarse al Mallorca. Faltaban dos jornadas para la conclusión del campeonato y el Madrid perdió en El Madrigal, lo que precipitó el alirón azulgrana. El año pasado, en cambio, el Barça logró el título en la última jornada tras vencer al Valladolid en el Camp Nou.

Los azulones llegan a la cita con el agua del descenso al cuello

El único aliciente concreto que le queda al Madrid tiene poco que ver con el equipo. Es más un premio individual. Ver si Cristiano Ronaldo acaba finalmente como máximo goleador del campeonato por delante de Messi y si puede igualar o superar el récord de 38 tantos en una sola temporada que lograron Zarra y Hugo Sánchez. De momento suma 33 goles, dos más que el argentino.

Noticias Relacionadas