Martes, 10 de Mayo de 2011

Endesa ve "improbable" que la luz no suba más

Pide que la parte regulada del recibo se encarezca hasta un 15% anual

A. M. VÉLEZ ·10/05/2011 - 01:00h

El presidente no ejecutivo de Endesa, Borja Prado, ayer en la junta de accionistas. efe

El consejero delegado de Endesa, Andrea Brentan, dijo ayer que es "bastante improbable" que el Gobierno se aparte de la "senda" que empezó a recorrer a finales del año pasado, cuando aprobó un decreto para intentar eliminar el déficit de tarifa (diferencia entre ingresos y costes del sistema eléctrico), que fue el preludio de una histórica subida del recibo (9,8%). Endesa reclama nuevas alzas para que esa gigantesca deuda (casi 20.000 millones de euros), reconocida por ley a las eléctricas, no crezca más. Según Brentan, la parte regulada del recibo (que cubre, entre otras partidas, el alquiler de las redes y las primas a las energías renovables) debería subir entre un 10% y un 15% anual durante uno o dos años más para acabar con el déficit.

Tras la junta de accionistas de la segunda eléctrica española (propiedad de la italiana Enel), Brentan dijo a la prensa que el "riesgo político [de que la luz no suba] siempre existe", aunque alabó la "seriedad en los últimos avances regulatorios", como el citado decreto. Si la parte regulada del recibo (que supone en torno a la mitad de la factura) debe subir, otro tanto debería hacer la que no controla el Gobierno, ligada al coste de la energía y que, en el caso de los consumidores domésticos, se fija en una subasta trimestral.

La referencia más indicativa es el pool (mercado diario mayorista de energía), que, en lo que va de 2011, marca unos precios un 75% superiores a los de hace un año. Sin embargo, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, dijo en marzo pasado que, salvo que un acontecimiento internacional impacte en los precios, su "escenario" es que la luz no suba más este año tras la "irrepetible" alza de enero.

Endesa, que va a volver a cambiar de auditor (será Ernst & Young, tras dos años con KPMG), da por cerrado el capítulo de desinversiones que siguió a la toma de control por parte de Enel. Su presidente, Borja Prado, dijo ayer que se replantea aumentar sus inversiones (orgánicas y corporativas) en Latinoamérica y España: tienen "más de 10.000 millones para invertir donde haya proyectos interesantes en los próximos cinco años" y Brasil ofrece un "clima sensacional" para ello, dijo Prado. En su discurso a los accionistas, el ejecutivo apeló a la "necesidad imperiosa" de lograr un amplio acuerdo en el sector que garantice un modelo "más limpio y sostenible" que reduzca la "peligrosa dependencia de mercados y fuerzas incontrolables". Endesa insiste en que se prolongue la vida útil de las centrales nucleares a 60 años.