Martes, 10 de Mayo de 2011

EEUU aventaja a la UE en la recuperación

España muestra síntomas de agotamiento como el resto de la eurozona

PÚBLICO ·10/05/2011 - 01:00h

EEUU lideró la abrupta entrada en la recesión, pero también ha logrado asomar la cabeza con mayor rapidez. Los datos de los últimos trimestres ya indicaban que, con excepciones, como la de Alemania, la recuperación al otro lado del Atlántico estaba siendo mucho más acelerada que en los países europeos. Ayer, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo en Europa (OCDE) publicó su informe mensual de indicadores líderes en el que cruza varias estadísticas para proyectar la tendencia en la evolución de la economía, en los que se percibe cómo los derroteros de las economías europea y estadounidense divergen aún más.

Con respecto a marzo, el indicador de la OCDE percibe que existe un ritmo de mejora estable o menor en la mayoría de los países europeos, mientras que en América del Norte, China y Rusia se está produciendo una "continuada expansión". En concreto, Alemania es uno de los grandes países que registra una evolución más fuerte, con una mejora interanual del 2,64%. Le sigue EEUU con un ritmo de expansión del 2,61% en términos interanuales de este indicador, que anticipa el crecimiento de la economía.

Alemania es el país europeo que mejores señales sigue emitiendo

La OCDE apenas mejora

Pero si observamos la economía en su conjunto, los indicadores de los países de la OCDE se han ralentizado, y apenas han mejorado en 0,41 puntos en términos interanuales, cuando estaban creciendo hasta enero por encima del 1%. La zona del euro mantiene un ritmo algo superior, con una mejora frente al año anterior de 0,47 puntos, pero ya registra una leve caída respecto a la evolución de la economía percibida durante el mes de febrero. En este contexto, la actividad de la economía española se estancó en marzo al retroceder una décima en términos mensuales y estar ligeramente rezagada con respecto al conjunto del euro. Con todo, Italia es el país que más acusa la desaceleración de la actividad, y también Francia y Reino Unido dan señales de estancamiento.

Pese a estas señales de debilidad, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, insistió ayer en que se confirma la recuperación económica a nivel global. Trichet hizo estas declaraciones al término de la reunión de los banqueros centrales del G-20, que según su portavoz descartan que se vaya a producir una doble recesión.