Martes, 10 de Mayo de 2011

Almunia advierte de que el PP impondrá el copago en Aragón

La candidata del PSOE acusa a Luisa Fernanda Rudi, del PP, de resucitar el trasvase del Ebro. La conservadora niega que esté en su programa

ROCÍO AGUILAR ·10/05/2011 - 01:00h

Eva Almunia, candidata socialista por Aragón.

El fantasma de un programa oculto en la trastienda de intenciones del PP planeó ayer en Aragón. El peligro de que los conservadores implanten el copago sanitario y resuciten el trasvase del Ebro fue el caballo de batalla de la jornada en la campaña aragonesa. Eva Almunia, candidata socialista a la Presidencia regional, advirtió en Los Desayunos de TVE de que Luisa Fernanda Rudi, la aspirante del PP, establecerá este sistema en la sanidad pública si gana el 22-M.

Almunia insistió en que Rudi a quien denominó "la mejor discípula de Aznar", introducirá "fórmulas para que la sanidad no sea como la actual en materia de seguros privados". Como contraposición, negó cualquier intención en el PSOE de recortar servicios básicos y reivindicó los logros del Gobierno de Marcelino Iglesias en política social.

Las concesionarias denuncian el "colapso" de los hospitales en Madrid

En cuanto al agua, "volvemos a tener la amenaza del trasvase [del Ebro] si vuelve a gobernar el PP", avisó Almunia. A su juicio, María Dolores de Cospedal, número dos de Rajoy, "lo ha dejado claro en varias ocasiones". La candidata socialista situó su política en el extremo opuesto: "Evitar trasvases y seguir potenciando las desaladoras".

La aspirante conservadora acusó a Almunia de hacer "demagogia con el agua" y aseguró que el trasvase del Ebro no figura en el programa del PP desde 2008.

Madrid

El presidente Barreda afirma que el PP privatiza "a la chita callando"

Todos ganan el debate electoral

La censura al modelo sanitario implantado por los conservadores en Madrid también protagonizó los principales argumentos de campaña madrileña, tomando como referencia el modelo de gestión sanitaria implantado por los conservadores en la comunidad que preside Esperanza Aguirrey, también, la amenaza del copago.

El candidato socialista a la Presidencia, Tomás Gómez, invocó una carta de las concesionarias de los nuevos hospitales construidos en la Comunidad en la que advierten al consejero de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty, del riesgo de "colapso" en el sistema.

Ayer se conocieron más detalles de la misiva. En su advertencia, los grupos empresariales encargados de siete de los ocho nuevos hospitales de Madrid alertan al Ejecutivo de Aguirre del peligro que corrensus contratos si no se solventan una serie de "problemas", el más conflictivo de los cuales tiene un precio: 80 millones de euros que las empresas reclaman a la Comunidad en concepto de deuda.

"De no resolverse tal situación, podría implicar la ruptura de los  financiadores y el consecuente colapso de las concesiones", advierte la Asociación de Empresas Constructoras del Ámbito Nacional (Seopan). Para los socialistas, esta carta es un claro síntoma de que Aguirre, si revalida su mayoría el 22-M, implantará sin complejos el copago sanitario acuciada por las deudas contraídas con su gestión.

El PP de Madrid se defendió de estas y otras acusaciones que recibió durante el debate televisado en la cadena pública controlada por Aguirre un día antes. El consejero Francisco Granados, anunció que el PP interpondrá una querella contra el candidato socialista por "calumnias" después de que afirmase en su cara a cara con Aguirre en Telemadrid, que la presidenta de la Comunidad quiere "vender hospitales y colegios a sus amigos".

PP y PSOE se enzarzan en una campaña de desprestigio

Castilla-la Mancha

Barreda pide a Cospedal que no imite a Aguirre

El presidente castellano-manchego y candidato socialista a la reelección, José María Barreda, pidió a su rival en las urnas, María Dolores de Cospedal, que no "tome lecciones" de la presidenta madrileñaen materia de sanidad y dependencia. Cospedal y Aguirreparticiparon juntas en un acto en Toledo. Al mismo tiempo, en Albacete, Barreda acusó a los dirigentes de las comunidades gobernadas por el PP de "privatizar a la chita callando". El candidato socialista apostó por una política continuista con su gestión porque, en su opinión, "lo que tenemos en Castilla-La Mancha está mucho mejor" en esas áreas que en otras autonomías.

Bildu pone en duda que el PSE no vaya a pactar con ellos tras el 22-M

Con la referencia de este territorio, clave en la batalla del 22-M, el número tres del PSOE, Marcelino Iglesias, confirmó ayer que Barreda "no tiene pensado actuar con líderes nacionales" en sus mítines.

País Valencià

Blanco apoya "el discurso de la dignidad"

Para entender el ritmo de esta campaña electoral habría que imaginarla como una carrera que acaba de empezar, cuyos corredores son los dos principales candidatos. El primero de ellos, Francisco Camps, camina tranquilo, casi perezoso, por el centro de la pista. Siente la victoria electoral tan segura como que el sol va a salir mañana, así que para qué correr.Las prisas quedan para su oponente, el socialista Jorge Alarte. Parece estar en todas partes, corre de un lado a otro del País Valencià más rápido que el fantasma de las encuestas. Y no hace ascos a ninguna plaza, ya sean medios críticos o amables, empresarios o sindicatos, graneros de votos o territorios comanches.

Alarte llegó al penúltimo acto de la jornada de ayer, un mitin con el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, en Gandía, con el traje arrugado después de un maratón de actos y de entrevistas. Es su manera de combatir a un enemigo más grande que el desgaste de su partido por la crisis: la invisibilidad. La encuesta del CIS le otorgó un 40,4% de conocimiento público frente al 92'2% de Camps. Otro sondeo menos científico, el de preguntar aleatoriamente en la calle, es todavía menos optimista. "¿Alarte? No sé quién es", respondió ayer la camarera del bar de enfrente del teatro donde ofreció su mitin. Cuando se le pregunta por el líder socialista, la gente ajena a círculos mediáticos y políticos pone cara de póquer.


Para combatir el desconocimiento, Alarte recibe todos los días la visita de un miembro del Gobierno socialista o de la cúpula de su partido. Ayer, le tocó el turno a Blanco. El ministro de Fomento olvidó reproches pasados hace meses recomendó públicamente a Alarte que hablara menos de corrupción y más de propuestas y se entregó, él también, al discurso de la "dignidad", el lema del PSOE en el País Valencià: "[La victoria electoral] será el discurso de la gente, de la decencia, frente a la suciedad", afirmó.

Andalucía

Excesos verbales en la campaña andaluza

Todas las campañas electorales tienen su cuota de excesos y ayer se vieron varios ejemplos. Por un lado, el PP sacó una grabación de audio de un mitin del pasado viernes en la que Manuel López, actual teniente de alcalde y número dos en la lista socialista al Ayuntamiento de Jaén, afirmaba en tono jocoso sobre Enrique Fernández de Moya, el candidato conservador, que su actuación cuando estuvo en el Ayuntamiento era "para matarlo a hostias" porque lo había dejado como "un solar". El PP, encabezado por su presidente regional, Javier Arenas, arremetió contra López y exigió su dimisión.

Por otro lado, las Juventudes Socialistas de Málaga lanzaron un vídeo a través de YouTube y de varias redes sociales en el que se ve al alcalde, Francisco de la Torre(PP), descendiendo de un coche oficial y luego, imágenes similares recuperadas del No-Do de 1971 cuando, en la época franquista, De la Torre presidía la diputación. El vídeo concluía con el siguiente mensaje: "Después de 40 años, ¿vas a seguir dejando que llegue en coche oficial?". El alcalde tachó de "error grave conscientemente cometido", informa Europa Press, la difusión del vídeo. "Es sabido por todo el mundo que estuve en política, volví a la vida privada y luego retorné a la política", explicó De la Torre. Luego precisó que, por esos mensajes, fue "expulsado" de la diputación. También recordó su paso por UCD antes de incorporarse al PP. "Allí utilizaba mi coche particular siempre y no tuve ningún vehículo oficial ni aquí ni en Madrid", remachó, informa Raúl Bocanegra.

Euskadi

La coalición abertzale no cree al lehendakari

En medio de la marejada de la campaña electoral y la borrasca sobre el Tribunal Constitucional por absolver a Bildu, la coalición abertzale puso en duda la palabra dada la víspera por el lehendakari, Patxi López, en contra de llegar a acuerdos con ellos tras las elecciones: "El Partido Socialista no tiene ninguna credibilidad en mensajes preelectorales", sentenció el cabeza de lista de Bildu en Navarra. Maiorga Ramírez aseguró que López ya defendió la transversalidad "entre nacionalistas españoles y nacionalistas vascos" en la campaña electoral de 2009 y que, "a la hora de la verdad, pactó con el PP y se olvidó de ese concepto de transversalidad". También recordó el dirigente de Bildu que, hace cuatro años, se frustró la oportunidad de cambio político en Navarra, con una alianza entre el PSN y NaBai, después de que los socialistas decidieran en Madrid "que tenía que seguir gobernando UPN".

La política de pactos también estuvo en boca del Partido Nacionalista Vasco. Su presidente en Vizcaya, Andoni Ortuzar, llamó la atención sobre el hecho de que, en Madrid, PP y PSOE "hayan estado a la gresca el fin de semana con el tema vasco", mientras que, en Euskadi, "mantienen la calma". "No ha habido ninguna reprimenda entre ellos", insistió. El dirigente nacionalista reiteró que PSE y PP mantienen "el único pacto de hierro en Euskadi para extender su alianza en Ajuria Enea" al resto de instituciones. Según Ortuzar, Bildu aspira al mismo objetivo, aunque sea "una UTE".

Asturias

Fernández y la política sanitaria del PP

Sanidad, Educación y el Estado del bienestar fueron los temas en los que se centró ayer la actividad de los grupos políticos en Asturias. PSOE e IU hicieron frente común al Partido Popular al advertir de que, si gobierna la derecha, con un posible pacto con el Foro Asturias del exministro Francisco Álvarez-Cascos, los conservadores desmantelarán el actual sistema de protección social.

El candidato socialista al Principado, Javier Fernández, alertó de que está en riesgo la sanidad pública y que la derecha "sólo la considera un negocio". "Que todos lo tengan muy claro, si ellos vienen, la sanidad pública se va", afirmó con rotundidad.

La candidata del PP, Isabel Pérez-Espinosa, por su parte, presentó su programa de educación siguiendo la línea del modelo de Esperanza Aguirre. Sin detallarninguna medida concreta, Pérez-Espinosa aseguró que potenciará la libertad de elección de centros, que todos los alumnos tengan al menos el 30% de materias en un segundo idioma, un marco para garantizar la educación de la religión y reconocer al profesor como autoridad pública.

Castilla y León

Préstamos públicos para la hipoteca

El PSOE de Castilla y León se hizo eco ayer de una de las principales demandas sociales generada por la crisis económica. El responsable de Política Económica del PSOE de Castilla y León, Julio López, se comprometió a que la Junta facilitará préstamos públicos a los parados con dificultades económicas para pagar el alquiler o la hipoteca si llegan al Gobierno. Según explicó a Público, el desempleado que se acoja a este plan tendrá que devolver el dinero prestado cuando encuentre trabajo. López reconoció que se trata de "la filosofía" de la medida, que será más detallada en caso de una victoria socialista el 22-M en Castilla y León. Pese a la austeridad que habrán de asumir todas las comunidades, el responsable de Economía del PSOE aseguró que "si hay algún euro que está justificado gastar, es en ayudar a los desempleados que están en esta situación".

Noticias Relacionadas