Martes, 10 de Mayo de 2011

Chacón acusa a Rajoy de traer "la tijera" y "emponzoñar" la política

La ministra se mide con el líder del PP y con Rubalcaba en la comunidad más reñida el 22-M

GONZALO LÓPEZ ALBA ·10/05/2011 - 01:00h

La tregua pactada dentro del PSOE en la lucha por la sucesión de Zapatero sigue viva, aunque bajo sordina. Así se pone de manifiesto en la expectación que suscitan las actuaciones de los dos potenciales aspirantes y en el cuidado con el que ambos preparan sus apariciones en esta campaña dual, en la que se solapan en buena medida la vinculada directamente con las elecciones municipales y autonómicas y la que subyace con la mirada puesta en las primarias que se celebrarán a continuación.

Que la previsión de esta convocatoria se cumpla dependerá de que la ministra de Defensa, Carme Chacón, dé el paso de disputar la nominación de la candidatura para 2012 al vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, una incógnita que tampoco ayer quiso despejar.

En este contexto, no podía dejar de llamar la atención que de los 14 mítines programados para Chacón, el elegido para que tuviera el seguimiento de la caravana principal del PSOE fuera el que ayer celebró en una población que no es capital de provincia y el único de estos en el que, junto al dirigente federal de turno, no está el líder regional correspondiente. La ministra protagonizó el "mitin estelar" programado para ayer por el PSOE en Tomelloso, la tercera población de Ciudad Real, donde el PP barre a los socialistas. El cartel se completó con el candidato a la alcaldía -el independiente José Antonio Valera-, la secretaria general del partido en esta localidad y la secretaria de Organización provincial.

Desbordó las expectativas

Ante las múltiples interpretaciones que suscitaron estas circunstancias, el secretario de Organización y portavoz de la Ejecutiva Federal, Marcelino Iglesias, negó validez a "segundas lecturas" en clave de primarias. "Tomelloso es una ciudad estratégica en Castilla-La Mancha y además tendrá un duelo con Cospedal", dijo refiriéndose a que, a la misma hora, celebró otro mitin la secretaria general del PP y candidata en Castilla-La Mancha. Iglesias rechazó que se hubiera dejado "desamparada" a la ministra y argumentó que el presidente autonómico, José María Barreda, que protagonizó otro acto en Hellín, "ha decidido no actuar en su campaña con líderes nacionales".

Reivindica como mérito de Zapatero "la inminente victoria sobre ETA"

Esta versión la avaló el secretario de Organización regional, José Manuel Caballero, que estuvo en el acto de Chacón. Caballero justificó la ausencia de Barreda en una estrategia para "multiplicar por dos" el "impacto en el mismo día" y señaló que su itinerario estaba planificado "desde hace más de dos meses".

Sin embargo, el nombre de Barreda figuraba en el cartel del acto de Tomelloso en la planilla que, cuando se presentó la campaña en la semana previa a su inicio, se distribuyó a los periodistas como parte de la programación de la caravana central. Y, aunque desde el Comité Electoral se sostiene que la selección de este acto como el de más amplia cobertura de los que protagonizará la ministra se decidió "de acuerdo con el equipo de Chacón", desde su entorno se matiza que "se le dio hecho y ella lo acató con disciplina, como siempre".

En todo caso, experimentó un subidón. Para compensar la ausencia de Barreda, llegó acompañada por la mujer del presidente manchego, la diputada Clementina Díez de Baldeón. Y, a pesar de ser Tomelloso un bastión del PP, las 500 sillas dispuestas fueron insuficientes para una militancia que la recibió con muestras de gran afecto. Según los organizadores, acudieron hasta 800 personas, "duplicando la asistencia al acto de Cospedal".

Arruinar España para ganar

En su intervención, Chacón se fue directamente a por Mariano Rajoy. "Sólo gana las elecciones cuando no se presenta", dijo antes de recordar que el líder de la oposición "ya estuvo en el poder, ya gobernó", y "la única ley que lleva su nombre es la del mínimo esfuerzo".

"Hubo un momento en el que España necesitó que hiciera algo, pero prefirió ver a España arruinada antes que ayudar", agregó en alusión a su actitud ante la crisis. La achacó a que su único proyecto es desgastar al Gobierno con esta coyuntura y "utilizar a las víctimas delterrorismo como mercancía electoral".

Chacón aprovechó que Rajoy ha puesto a María Dolores de Cospedal como símbolo de su alternativa para concluir que, puesto que desde que es la secretaria general del PP "no ha hecho más que calumniar", uno de los ejes de la política del PP es "emponzoñar la política". El otro, según señaló, es que trae debajo del brazo "la tijera" para recortar los servicios públicos y las prestaciones sociales.

Si no dudó en fajarse en el cuerpo a cuerpo con Rajoy, la ministra también se midió con Rubalcaba. Al igual que hizo el vicepresidente el sábado en Valladolid, al terminar el mitin acudió a saludar a los periodistas y a hacerse una foto con ellos. Pero, sobre todo, reivindicó "el orgullo" por la gestión de Zapatero, en materia social y de derechos, y también en algo que se suele atribuir al ministro del Interior: "La inminente victoria sobre ETA lleva el nombre de José Luis Rodríguez Zapatero".

La ministra transforma el epílogo en prólogo

Que el nombre del local elegido para el mitin fuera Epílogo (un salón dedicado a bodas, bautizos y comuniones) había dado pie para chistes y bromas, pero Chacón hizo una demostración práctica de la fuerza del judo, una técnica cuyo uso aconsejó al PSOE José Luis Rodríguez Zapatero tras el anuncio de su retirada.

"Estos salones se llamarán Epílogo, pero esto suena a prólogo de cosas maravillosas", fueron las primeras palabras de la ministra, sacando así partido de haber reventado el aforo y del caluroso recibimiento que tuvo.

El candidato a la alcaldía de Tomelloso, el independiente José Antonio Valera, la presentó como "una mujer con una trayectoria política intachable y con una proyección de futuro impresionante". 

Noticias Relacionadas