Lunes, 9 de Mayo de 2011

Bélgica, conmocionada por la muerte del ciclista Wouter Weylandt

EFE ·09/05/2011 - 22:38h

EFE - Fotografía de archivo del ciclista belga Wouter Weylandt, del equipo Leopard Trek, durante una rueda de prensa previa al Tour de Flandes, en Kortrijk (Bélgica). El corredor belga ha muerto hoy, a consecuencia de una caída sufrida hoy durante la tercera etapa del Giro de Italia. Weylandt, de 26 años, sufrió la caída mortal en el descenso del Passo del Bocco, a 25 kilómetros de meta. EFE/Archivo

La muerte del ciclista belga Wouter Weylandt por una caída en la tercera etapa del Giro de Italia ha provocado una gran conmoción en su país natal, donde el mundo del ciclismo habla de "duelo profundo" y de "día difícil" para este deporte.

Weylandt, de 26 años, ha fallecido esta tarde a consecuencia de la fractura de cráneo que se produjo al caer en el Passo di Bocco, un accidente ante el que los médicos no pudieron hacer nada pese a asistirle sobre el propio asfalto de la carretera.

El presidente de la Real Liga de Ciclismo de Bélgica (RLVB), Tom Van Damme, ha afirmado que está "conmocionado" por la muerte de Weylandt, y ha señalado que el ciclismo belga "está sumido en un profundo duelo" por su fallecimiento.

Van Damme ha transmitido sus condolencias a la familia y ha afirmado que "las palabras le faltan" para describir su pesar, en declaraciones a la agencia belga.

"Se trata de un día difícil para el ciclismo y para el equipo", ha afirmado por su parte Brian Nygaard, el director general del Leopard Trek, formación a la que pertenecía Weylandt.

"El equipo se encuentra en estado de shock y de tristeza, y trasladamos nuestras más profundas condolencias a la familia y a los amigos de Wouter", ha añadido el responsable del Leopard Trek en un comunicado.

Asimismo, el exciclista belga Johan Museeuw ha destacado la "chocante" semejanza del trágico accidente de hoy con el que costó la vida al italiano Fabio Casartelli en el Tour de Francia de 1995.

A su juicio, las protecciones que llevan los corredores "no son siempre suficientes para evitar heridas graves" en descensos tan acusados como el de la tercera etapa del Giro.

Weylandt "era un joven corredor que tenía todavía toda su vida por delante", ha añadido el antiguo campeón del mundo.

En el ámbito político, el ministro flamenco de deportes, Philippe Muyters, ha trasladado sus ánimos a los allegados del ciclista y ha señalado que "no hay palabras para una situación así", según ha dicho su portavoz a los medios belgas.

El representante del ciclista, Jeffe Van den Bosch, ha declinado hacer comentarios sobre el trágico suceso, y ha afirmado que la familia de Weylandt "está demasiado afectada como para reaccionar".

Weylandt, nacido el 27 de septiembre en 1984 en Gante (Norte de Bélgica), destacaba sobre todo por sus cualidades de velocista, y ha disputado varias grandes pruebas como escudero de su compatriota Tom Boonen, cuando ambos militaban en el Quick-Step.

El ciclista flamenco comenzó a correr como profesional en 2005 con el Quick-Step, un equipo que abandonó para fichar por el Leopard-Trek.

Entre sus victorias más destacadas se encuentran una etapa de la Vuelta a España en 2008, y otra del Giro de Italia el año pasado, así como su bronce en la carrera clásica flamenca Gabte-Wevelgem hace tres años.

Su victoria en el Giro en 2010 fue en la tercera etapa, precisamente la misma en la que hoy se produjo el fatal accidente.

El corredor esperaba su primer hijo para el próximo mes de septiembre.