Martes, 10 de Mayo de 2011

El populismo irrumpe en el 'Califato Rojo'

Ayuntamiento de Córdoba. Andrés Ocaña, candidato por IU. José Antonio Nieto, candidato por el PP

ÁNGEL MUNÁRRIZ ·10/05/2011 - 07:00h

Andrés Ocaña

Candidato por IU 

Sin las habilidades de Aguilar para la seducción mediática y el trato en corto, Ocaña (Aguilar de la Frontera, 1954), titulado en Geografía e Historia y Magisterio, es tenido por un hombre cabal, discreto y trabajador. 

José Antonio Nieto

Candidato por el PP 

Uno de los valores en alza del PP andaluz, Nieto (Guadalcázar, 1970), licenciado en Derecho, era secretario provincial del CDS con 21 años. Ahora ocupa cargo homólogo en el PP. Es el único que se presenta por segunda vez. 

................................................

El 22-M amenaza con poner fin al Califato Rojo de Córdoba (328.547 habitantes), única capital española con alcalde de IU, Andrés Ocaña. Tanto las escasas encuestas como los pronósticos asumidos como probables en el entorno de los candidatos anticipan un triunfo suficiente del aspirante del PP, José Antonio Nieto, que ya en 2007 se quedó a un concejal de la mayoría absoluta. La irrupción del candidato Rafael Gómez, alias Sandokán, controvertido constructor imputado por cohecho en el caso Malaya y populista a ultranza, amenaza ahora con un próximo mandato muy inestable.

La ecuación política en Córdoba es diferente desde las locales de 1979. La integración del PSP de Enrique Tierno Galván en el PSOE obligó entonces a los socialistas a pagar un peaje: poner un candidato de Tierno, Antonio Zurita, en vez del popular abogado Joaquín Martínez Bjorkman. "Si lo hubiesen puesto, me habría ganado", contó en 2007 a este periodista Julio Anguita, alcalde entre 1979 y 1986 y primer responsable del éxito de la marca PCE-IU en Córdoba.

El PSOE nunca se ha librado de la imagen de partido que subordina los intereses de la ciudad a los juegos de poder de Sevilla y Madrid, incapaz de situar un candidato con tirón. Los últimos años no han sido una excepción. En 2007 se habló de la exministra Carmen Calvo, pero quedó en nada. En este mandato ha sonado el entonces ministro Miguel Ángel Moratinos. Y nada. Al final el cartel es de Juan Pablo Durán, líder provincial del partido. "Es casi un desconocido, y el partido lo sabe", afirma un histórico del PSOE en Córdoba.

Los socialistas tienen difícil romper la llamada "excepción cordobesa"

Los socialistas tienen difícil romper la llamada "excepción cordobesa", que los convierte allí en la segunda fuerza de la izquierda. Pero, ojo, sólo en las locales. En generales y autonómicas, el voto de izquierdas se concentra en el PSOE. Un dato: los socialistas obtuvieron en las generales de 2008 79.290 votos; en las municipales de 2007 habían sido 21.974. Todos creen que si el PP gobierna, el PSOE lanzará al fin una apuesta ambiciosa para buscar el liderazgo de la izquierda. La ciudad ha estado gobernada por el PCE o por IU salvo entre 1995 y 1999, cuando el PSOE, asediado por la pinza, castigó a su vecino de la izquierda permitiendo que fuese alcalde Rafael Merino (PP), pese a que entre las dos fuerzas progresistas sumaban mayoría. Los otros dos grandes nombres propios de IU en Córdoba han sido Herminio Trigo (1986-1995), que acabó en el PSOE, y Rosa Aguilar (1999-2009), hoy ministra de Medio Ambiente.

Desempleo

El actual alcalde era la mano derecha de Aguilar. Pero a diferencia de ella, que escondía las siglas de IU, su lista es un regreso al partido, al PCA, y a las bases. Han desaparecido rosistas emblemáticos. IU sabe que perderá "voto rosa", pero aspira a recuperar a las bases.

El desgaste del Gobierno local es innegable. El paro roza el 30% (si bien es engañoso, porque hay sectores históricos, como la joyería, prácticamente sumergidos). La ciudad está en crisis, casi en depresión. Empresas de bandera como Prasa, Noriega, Locsa o el languideciente imperio de Sandokán sobre todo joyero y constructor atraviesan graves dificultades. Y Cajasur ya no es una caja cordobesa. Los candidatos de IU, PP y PSOE han sido multados por el Banco de España como exconsejeros de la caja. Un concurso de acreedores amenaza al Córdoba CF. La ciudad ha asistido impotente a dos graves inundaciones.

El efecto 'Sandokán'

Frente a este panorama convulso y desesperanzador, el entorno del alcalde confía en que la ciudadanía reconozca la labor de IU en la extensión de servicios sociales a los barrios, la apuesta por la participación, la peatonalización, el modelo de ciudad sostenible y, sobre todo, en la creación de una ilusión colectiva, la candidatura de Córdoba a ser Capital Europea de la Cultura en 2016. "El PP ha jugado más la opción de Málaga, y la gente lo sabe", señalan desde su entorno.

"El PP ha jugado más la opción de Málaga, y la gente lo sabe"

Nieto juega con el desgaste de IU a favor. Y además no es un candidato que movilice en exceso a la izquierda en su contra. Es tenido por un hombre dialogante, que gana en el trato corto. "Uno de derechas que se nota que lee", como lo definió un dirigente de IU. Tanto él como su jefe, Javier Arenas, han tenido reflejos al forzar la dimisión de Cristina Ruiz, número 22 de su lista, salpicada por el caso ERE. Aunque hay quien ve a Nieto como apuesta futura para la Junta, los suyos afirman que en su cabeza sólo está ser alcalde.

Lo tiene a tiro. Unos pocos miles de votos lo privaron de la mayoría absoluta en 2007. Su discurso es: "O PP o tripartito", vendiendo la idea de que habrá un pacto de IU, PSOE y el partido de Sandokán, Unión Cordobesa. Las fuerzas de izquierdas lo niegan. Sería difícil explicarle a sus votantes un pacto con Gómez, un astracán con retórica de vendedor de pisos de saldo que debe al Ayuntamiento cerca de 30 millones en multas por sus desafueros urbanísticos y que se sienta en el banquillo de los acusados junto a Juan Antonio Roca, Julián Muñoz y compañía. Es decir, la irrupción de Sandokán, a la postre, favorece al PP, que seguramente gobernaría tanto si alcanza la mayoría absoluta como si no.

Sandokán es una incógnita. Todo el mundo da por hecho que entrará en el pleno, y quizás no solo. ¿A costa de quién? Las encuestas lo sitúan como el candidato más conocido. Trata de "hermanos" a los cordobeses, promete pisos baratos y gobernar la ciudad como una empresa, al tiempo que asegura sin pruebas que tenía un pacto con Aguilar para legalizarle unas naves ilegales.

Los otros candidatos

Juan Pablo Durán: Un hombre de partido

Quienes lo tratan de cerca dicen que es un hombre complejo, vivido y nada gris. Nacido en Córdoba en 1963, Durán es considerado un político de partido. Él mismo intentó antes de postularse que el candidato del PSOE fuera un peso pesado.  

Rafael Gómez, ‘Sandokán': El populista iletrado

Empresario hecho a sí mismo desde los 11 años (Córdoba, 1944) , si bien su imagen se ha deteriorado en los últimos años, afirma que nunca ha leído un libro. Político de la estirpe de Enciso, Gil o Ruiz-Mateos, ha creado Unión Cordobesa. 

Noticias Relacionadas