Lunes, 9 de Mayo de 2011

Veintiséis detenidos de una red que asaltaba estancos en Andalucía

EFE ·09/05/2011 - 13:03h

EFE - Un vehículo de la Guardia Civil en un suceso. EFE/Archivo

La Guardia Civil ha desmantelado una red que se dedicaba a desvalijar estancos en diversas provincias andaluzas y a traficar con tabaco de contrabando procedente de Gibraltar y Canarias en una operación en la que han sido detenidas veintiséis personas.

En la operación, denominada "Tutum", la Guardia Civil se ha incautado de cinco turismos, una furgoneta, 40.000 euros en efectivo, dos inhibidores de frecuencia y sofisticadas herramientas que la red utilizaba para cometer los robos, así como 7.000 cajetillas de tabaco de contrabando.

Con la operación, la Guardia Civil ha logrado esclarecer hasta dieciocho asaltos cometidos en Sevilla, donde residían los integrantes de la red, todos de origen rumano, y en otras provincias andaluzas como Cádiz, Córdoba o Huelva, a las que los delincuentes se desplazaban.

Las investigaciones se iniciaron cuando la Guardia Civil de Cádiz tuvo conocimiento de que se habían producido varios asaltos a estancos y locales de hostelería de municipios de la sierra gaditana en los que los delincuentes utilizaban el mismo "modus operandi".

Así, los investigadores detectaron que se trataba de una red muy activa que se desplazaba en una misma noche para cometer asaltos desde el Aljarafe sevillano a la serranía de Cádiz.

Parte de los miembros de la red, entre ellos algunas mujeres, se dedicaban a obtener información de los locales, a vigilar sus zonas y a ocultar las herramientas y el género robado, mientras que otro grupo se dedicaba a cometer los asaltos, para lo que utilizaban desde inhibidores para anular las alarmas hasta sistemas para abrir sus cerrojos.

En la madrugada del pasado 26 de abril, los guardias civiles que seguían a la organización delictiva, abortaron un robo en un estanco de la localidad onubense de El Rompido y posteriormente registraron cuatro domicilios de Sevilla, en los que esperaban la mercancía otros miembros del grupo para su posterior venta en el mercado ilegal.

Tres días después era detenido también en Sevilla J.C.R., de 37 años y supuesto cabecilla de la red, que se dedicaba a recibir la mercancía robada y a darle salida, junto al tabaco de contrabando que la red recibía procedente, por carretera, de Gibraltar, y, por avión, desde Las Palmas de Gran Canaria.

Esta operación pone de manifiesto, según el portavoz de la Guardia Civil de Cádiz, Manuel González, que el contrabando de tabaco es un delito que está creciendo en los últimos tiempos.

La Guardia Civil ha puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Arcos de la Frontera (Cádiz) a un total de 26 personas a las que se les imputan los delitos de robo con fuerza, contrabando, receptación y asociación ilícita. Para ocho de ellos el el juez ha decretado el ingreso en prisión.