Lunes, 9 de Mayo de 2011

El régimen sirio continúa con las detenciones masivas de opositores

El Ejército vuelve a desplegarse por varias ciudades, incluida Damasco, donde se pudieron escuchar disparos y explosiones

PÚBLICO.ES/EFE ·09/05/2011 - 13:58h

El regimen de Bashir al Asad continuó este lunes con la detención masiva de opositores en varias ciudades por todo el país. En especial en Derá, sitiada por el Ejército desde el pasado 25 de abril. Los militares entraron también en Muadhamiya, un barrio de Damasco en el que se esucharon fuertes tiroteos y explosiones esta mañana.

Según denuncia el grupo opositor Flash al menos diez personas fueron arrestadas este lunes en la ciudad de Al Tabqa, al noreste de Damasco. El mismo grupo indicó, además, que los puestos de control de las fuerzas del orden fueron instalados de nuevo esta mañana en las calles de Daria.

En la ciudad meridional de Derá, cerca de la frontera con Jordania, los tanques del Ejército y las fuerzas de seguridad continúan desplegados, según la red opositora Sham.

Derá está aislada desde que las tropas sitiaron la ciudad, pero hoy Sham informó de que en algunos barrios las comunicaciones telefónicas han empezado a funcionar. Este grupo asegura que muchas tiendas han sido saqueadas y que los servicios de electricidad y de agua todavía están cortados en algunas partes de Derá.

Por su parte, una fuente militar citada por la agencia oficial de noticias siria SANA aseguró que las personas detenidas por las fuerzas de seguridad son "terroristas". Según esta fuente, decenas de personas "buscadas" han sido detenidas en la ciudad costera de Banias y sus alrededores, y en algunos pueblos de Rif Dimashq.

631 muertos

Desde el inicio de las revueltas en Siria, a mediados de marzo, el régimen sirio sostiene que detrás de las protestas hay "grupos terroristas" y una gran conspiración internacional y se niega a reconocer que las manifestaciones están conducidas por ciudadanos que exigen reformas democráticas y la caída del régimen sirio.

Las protestas han causado la muerte hasta hoy de 631 civiles y más de 120 agentes de la Policía y del Ejército sirios, según la ONG el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Noticias Relacionadas