Lunes, 9 de Mayo de 2011

La vitrina de Bob Pop

·09/05/2011 - 09:22h

EFE - Este fin de semana se estrenó en Disneylandia –quien paga, manda– la cuarta entrega de ‘Piratas del Caribe: En mareas misteriosas’, que debieron de ser las que arrastraron desde algún lugar de los años 80 hasta el armario del protagonista de la película, Johnny Depp, ese atuendo imposible con el que desfiló entre los fans junto a otra de las estrellas de la 'premiere', Penélope Cruz, que volvió a embutirse en un sofisticado traje de noche sólo para que la multinacional del cotilleo pueda volver a preguntarse si ha recuperado o no su talla –y su talle– después del embarazo y el parto. ¡Basta ya, por favor, que la dejen en paz o acabará apareciendo un día de estos con el traje de su Primera Comunión para demostrar lo flaca que está! Al evento Disney también acudieron algunos de los secundarios, como Oscar Jaenada o Keith Richards.


AFP - La cantante/mutante terminó el viernes su gira mundial en México D.F., donde aprovechó para promocionar su nueva canción junto a una Harley y para recitar su retahila de tópicos sobre lo mucho que quiere a "ese público a quien se lo debe todo", lo mismo que las folclóricas. Lo que no acabo de entender es cómo el equipo de alta mercadotecnia de esta mujer no ha dado todavía con unos buenos patrocinadores para sus pezoneras, probablemente el soporte publicitario más importante de los últimos años.


Sabemos de Madonna mucho más de lo que sabe una miss de la Perestroika, a pesar de que ella no deja de generar nuevas noticias que nos obligan a esforzarnos por mantenerles al cabo de la calle. Las últimas: que la cantante ha roto con su último novio veinteañero porque él era musulmán y ella de la Cábala, y aquello no iba a ningún sitio. La segunda, que Madonna acaba de grabar con su hija Lourdes María una versión de It´s so cool, que probablemente aparezca en su peli sobre Wallis Simpson.


Aquí tienen ustedes a la representante española en el Festival de Eurovisión 2011, que acudió este fin de semana a una recepción del alcalde de Dusseldorf para todos los participantes de este año y donde la muchacha se marcó una muñeira a las puertas del consistorio.