Lunes, 9 de Mayo de 2011

Los técnicos entran en un reactor de Fukushima para restaurar refrigeración

EFE ·09/05/2011 - 01:43h

EFE - Manifestantes participan en unas protestas anti nucleares en Tokio. EFE/Archivo

Trabajadores de TEPCO entraron hoy en el edificio del reactor 1 de la central nuclear de Fukushima (noreste de Japón) para tratar de restaurar su sistema de refrigeración, informó la cadena de televisión NHK.

Los operarios entraron en el edificio sobre las 4.20 hora local de este lunes (19.20 GMT del domingo) y permanecieron en su interior alrededor de media hora para medir el nivel de radiación bajo la supervisión de la Agencia de Seguridad Nuclear nipona.

Unas horas antes, Tokyo Electric Power (TEPCO) había abierto las puertas del reactor 1, un proceso que, según la empresa operadora, no incrementó los niveles de radiación en el edificio.

Las puertas se abrieron ayer a las 20.00 hora local (11.00 GMT) pero no se constató un incremento en el nivel de radiaciones en nueve puntos de observación de la planta, según la agencia local Kyodo.

Los trabajadores deben instalar un nuevo sistema de refrigeración en el reactor 1, el más dañado por el tsunami del 11 de marzo que causó en Fukushima el peor accidente nuclear desde el de Chernóbil en 1986.

El jueves pasado fue instalado en esa unidad un sistema para purificar el aire que consiguió rebajar la densidad de las sustancias radiactivas con el fin de que los técnicos pudiesen trabajar dentro del edificio del reactor equipados con máscaras.

Si se confirma que el nivel de radiación es aceptable, los técnicos deben comenzar a construir un nuevo sistema de refrigeración para el reactor.

Su misión es revisar dentro del edificio las conducciones de agua e instalar un dispositivo que registra el nivel del agua en la vasija con combustible nuclear del reactor y en la estructura de contención primaria.

La eléctrica TEPCO quiere restablecer los sistemas de refrigeración de la central este verano y llevar a sus reactores a un estado de "parada fría" en un plazo de tres a seis meses.

Las autoridades de Japón no ha podido aún controlar la situación en la planta de Fukushima, cuyos reactores se quedaron sin sistema de refrigeración por el terremoto de 9 grados y tsunami del pasado 11 de marzo, que causó 25.000 víctimas entre muertos y desaparecidos.

Ese accidente nuclear fue tipificado de grado 7, el máximo en una escala internacional que hasta entonces solo había alcanzado la explosión de Chernóbil (Ucrania) en 1986 si bien los expertos nipones afirman que no fue tan grave.