Lunes, 9 de Mayo de 2011

La reestructuración de las cajas causará 25.000 prejubilaciones

El Estado impulsa los recortes de personal en estas entidades con ayudas del FROB

V. Z. / M. A. ·09/05/2011 - 08:20h

Telefónica montó el revuelo y provocó la respuesta del Gobierno con su pretensión de prejubilar hasta 6.000 personas. Pero el mayor proceso de prejubilaciones que se está llevando ahora a cabo en España lo están acometiendo las cajas de ahorros. De momento, ya se han acordado 12.000 salidas de empleados por esta vía (con el consiguiente coste de dos años de paro para la Seguridad Social y los menores ingresos por cotizaciones sociales), y la previsión de los expertos es que, cuando acabe la reestructuración del sector, en poco más de un año, la cifra ascenderá a 25.000 personas.

Lo curioso de este proceso, que conllevará un coste de unos 6.250 millones a las entidades (250.000 euros por cada prejubilado), es que estará en su mayor parte financiado con fondos públicos aportados por el FROB. Es una circunstancia contradictoria en sí misma, puesto que el Ejecutivo por una parte quiere penalizar las jubilaciones anticipadas en grandes empresas con beneficios (como son las cajas), pero por otra parte, aunque sea de forma indirecta, las está impulsando con fondos públicos. La explicación de las autoridades es que los fondos del FROB no son para prejubilar sino para conseguir que el sector sea solvente de nuevo. En la práctica, el primer uso que se hace de ese dinero es para reducir la plantilla.

Los planes que se han planteado hasta el momento, y que los sindicatos están apoyando conscientes de que el recorte de plantilla es impepinable y que esta es la forma más amable para el trabajador, contemplan la salida de trabajadores a partir de los 53 años y con el 80% del salario bruto, como mínimo. Sin embargo, hay planes, como el de Bankia (al que se acogen los empleados de Caja Madrid y Bancaja), que permiten al trabajador cobrar el 95% del salario fijo, y toda la prejubilación de una vez. En muchas ocasiones cobran más en casa que trabajando.

A cambio, las entidades les están ofreciendo productos de ahorro para que dejen todo ese dinero en la entidad y lo vayan recuperando poco a poco. Así, las cajas desembolsan el dinero por un lado, pero recuperan por otro su gestión (y los beneficios que ello conlleva).

La prueba de que es un proceso imparable en las cajas se da en NovaCaixaGalicia, que esta semana se va a reunir con los sindicatos para negociar una reducción de los costes de personal, tanto con nuevas salida de plantilla, como con recortes salariales de entre el 5% y el 20%.

Frente a estos procesos masivos en las cajas, los bancos no tienen en este momento planes de prejubilaciones (las hacen de forma selectiva) y tampoco grandes compañías como Repsol, Endesa o Iberdrola, que sí las hicieron en los años anteriores. Telefónica es la única de las grandes que está en ello. Su intención es que afecte a mayores de 52 años, que irán dos años al paro.

Los planes en marcha

Bankia

Afectados: Hasta 3.086 personas.

Edad: Desde 54 años.

Retribución pactada: El 95% del salario bruto fijo.

Modo de pago: En una única vez.

Pago total por persona: 260.000 euros de media.

Coste para el estado: Dos años de paro.

NovaCaixaGalicia

Afectados: 1.230 personas.

Edad: Desde 55 años.

Retribución pactada: 85% del salario bruto.

Modo de pago: En una única vez.

Pago total por persona: 230.000 euros de media.

Coste para el estado: Dos años de paro.

CAM

Afectados: 930 personas.

Edad: Desde 55 años.

Retribución pactada: El 80% del salario bruto.

Modo de pago: Anual o en un único pago.

Pago total por persona: 200.000 euros de media.

Coste para el estado: Dos años de paro.

Noticias Relacionadas