Lunes, 9 de Mayo de 2011

Rosa Aguilar cierra su círculo en Córdoba

La exalcaldesa por IU pide el voto para el candidato socialista

R. VILLEGAS ·09/05/2011 - 01:00h

Rosa Aguilar, ayer, en Córdoba. Efe

Rosa Aguilar cerró ayer el círculo. En abril de 2009 se despidió de la Alcaldía de Córdoba, que conquistó en mayo de 2007 como cabeza de lista por IU, para integrarse en el Gobierno socialista de José Antonio Griñán, recién ascendido a la Presidencia de la Junta. Tras una despedida entre lágrimas, dejó como alcalde al que había sido su mano derecha y número dos, Andrés Ocaña, hoy candidato de IU en Córdoba (328.547 habitantes), la tercera ciudad más poblada de Andalucía y única capital de provincia con un regidor de IU. Ayer, Aguilar, ministra de Medio Ambiente, regresó a Córdoba en campaña a defender las siglas del PSOE.

Su visita generaba mucho morbo. Aguilar sabía que muchos iban a examinar con lupa sus palabras. Ella fue de frente, sin medidas tintas, sin esconderse, quitándole importancia "a nadie debe extrañar que esté en mi ciudad" y pidiendo el voto para el candidato socialista, Juan Pablo Durán. "Es una persona seria, rigurosa, trabajadora, que sabe gestionar. Con él la ciudad estaría en muy buenas manos", dijo. Era difícil no recordar las palabras con las que ungió, tras anunciar su salida del Ayuntamiento, a Ocaña, del que dijo que sería un "magnífico alcalde".

No ve "contradicción" en oponerse ahora a su antiguo número dos

La ministra participó en un encuentro con los medios junto a Durán, en la sede del PSOE. Allí le preguntaron si su postura encerraba contradicción. "No tengo ninguna contradicción porque yo respeto profundamente a Ocaña, a quien tengo por amigo. He tomado una decisión coherente con lo que pensaba desde el respeto a todos", dijo.

Pese al apoyo de Aguilar, Durán lo tiene crudo. Parte de sólo cuatro concejales, frente a 11 de IU y 14 del PP. Su única aspiración posible es reeditar el pacto con IU, cosa difícil por el desgaste del Gobierno local, la fidelidad de voto al PP y la irrupción del candidato populista Rafael Gómez, Sandokán, imputado por cohecho en el caso Malaya, que busca su porción de la tarta.

Respeto mutuo

Tilda de "disparate" el rumor que la sitúa como candidata del PSOE en Andalucía

Aunque numerosos dirigentes y un sector muy considerable de la militancia no le han perdonado a Aguilar lo que consideran un caso de alta traición, jamás se ha oído a Ocaña ni una sola censura a su decisión de irse. Todo han sido por parte del alcalde deportivas muestras de respeto. Ayer Aguilar devolvió el respeto de Ocaña con idéntica actitud: "No me van a oír ninguna palabra en relación a Ocaña".

Hay voces en el PSOE que aseguran que Ferraz vería con buenos ojos que Rosa Aguilar fuera, si no en 2012 sí en 2016, candidata socialista a la Presidencia de la Junta. De momento nadie ha defendido tal cosa en público, pero el asunto sí ha llegado a oídos de la prensa, que ayer le preguntó a la interesada. Ella respondió pidiendo "no hacer rodar la bola de los disparates" y declaró su amistad y fidelidad hacia Griñán. "Él me hizo tomar una decisión muy importante en lo político y en lo personal", dijo.

De momento la exalcaldesa ni siquiera tiene el carné del PSOE. Y ayer aseguró que no tiene intención de sacárselo. "Me siento una más. Mis compañeros son respetuosos. A veces no hace falta tener un carné para tener un compromiso", concluyó.

Noticias Relacionadas