Domingo, 8 de Mayo de 2011

Mendilíbar: "El triunfo no es definitivo, necesitamos ganar otro partido más"

EFE ·08/05/2011 - 23:06h

EFE - El delantero de Osasuna Kike Sola celebra su gol, tercero de su equipo, durante el partido, correspondiente a la trigésima quinta jornada del Campeoanto Nacional de Liga de Primera División, que enfrentó al conjunto rojillo con el Real Zaragoza en el estadio de La Romareda.

El entrenador de Osasuna, José Luis Mendilíbar, declaró que la victoria de su equipo sobre el Real Zaragoza no es definitiva y que, por lo menos, necesita sumar otro triunfo para alcanzar la permanencia.

"Hay que sumar bastante todavía. La victoria nos ayuda pero no está todo hecho. En pocos puntos estamos un montón de equipos y por lo menos vamos a tener que ganar un partido", ha indicado el técnico del equipo navarro.

El entrenador del conjunto de Pamplona ha explicado que hace tres o cuatro semanas pensaban que con 41 puntos podían estar salvados, pero que el campeonato está muy enrevesado y que tienen que ganar al Sevilla en la próxima jornada y ver lo que hacen los demás.

Mendilíbar ha destacado la importancia del descanso porque permitió tranquilizar a sus jugadores, y añadió que cuando parece que el equipo está peor saca todo lo que tiene, "fútbol, casta, raza y gol".

Por su parte, el entrenador del Real Zaragoza, Javier Aguirre, señaló que con la derrota habían dado un paso atrás pero que mal harían sus rivales en dar por muerto al equipo aragonés.

"Quedan tres partidos más, hay tres equipos debajo nuestro y seguimos dependiendo de nosotros mismos", ha resaltado el técnico zaragocista, que se lamentó de que faltando un minuto para el descanso tuvieron una gran oportunidad para marcar el 2-0 que podía haber sido muy importante para la suerte del partido.

Aguirre dijo que no tiene nada que reprocharle a sus jugadores en cuanto a actitud, pero sí señaló que con el tanto del empate su equipo se desordenó y que el segundo dio al traste con todo, además de que tuvo enfrente a un rival que gozó de tres oportunidades de gol y las metió, mientras que el conjunto maño tuvo cuatro y sólo fue capaz de anotar una.

"En la segunda parte perdimos el medio campo por la fatiga y nos empataron. Habíamos hablado de la estrategia del rival, tuvimos un despiste y fuimos víctimas de nuestros propios nervios", sentenció. EFE