Lunes, 9 de Mayo de 2011

El recorrido que no hará el 'PPbus'

Leo Bassi recorre los lugares emblemáticos de la 'Gürtel' en Madrid

HÉCTOR JUANATEY ·09/05/2011 - 01:00h

Leo Bassi a las puertas de la sede del PP. mónica patxot

Ni PPbus, ni busPSOE: Bassibus. Sin espónsor político y con el único patrocinio de la web Franconohamuerto.com, el bufón Leo Bassi añadió ayer dos autocares más al parque móvil que ya recorre España en campaña. Su principal objetivo, sin embargo, no era pedir el voto, sino mostrar a los ciudadanos los lugares más emblemáticos de la tramaGürtel en Madrid. Como invitados de honor, José Tomas, más conocido como el sastre de Camps, y Shangay Lily, la primera dragqueen conocida en España.

Primera parada: plaza de Colón, pasando la calle Serrano, o "la milla de oro de la Gürtel", como la llamó Bassi. "En menos de un kilómetro se concentra todo el escenario de la trama de regalos", dijo. Allí, Bassi y el sastre improvisaron un pequeño mitin encaramados a un banco. José Tomás expresó un sueño: "Ver en la cárcel a los responsables de la Gürtel". También allí, frente al Hotel Sanvy, lugar donde Francisco Correa, cabecilla de la trama, mantenía una suite para sus invitados, el sastre del molt honorable anunció que dejaba su trabajo. "Ya no tengo ganas de seguir", aseguró. La jubilación, eso sí, que no fuera con un Gobierno conservador. "He sido de derechas, pero antes pactaría con el diablo que ver este país gobernado por Rajoy", afirmó.

José Tomás, el sastre de Camps, no quiso perderse parte del recorrido

En Colón, a poca distancia de la que antes era Milano, tienda donde tantas chaquetas confeccionó para Camps, Tomás abandonó el viaje. Él, no los trajes, pues Leo Bassi se dirigió a la puerta de la sede del PP cargado con 30 vestimentas y un mensaje para el líder del PP valenciano: "Te queremos un Güevo, amiguito del alma".  También allí aprovechó Shangay para reivindicar la igualdad desplegando un cartel que rezaba: "Partido Popular=homofobia". Tras las fotos de rigor, momento cumbre. El Bassibus tuvo un encontronazo con el Esperanzabus, autocar electoral de una ultra rejuvenecida Esperanza Aguirre.

La cuna de la trama

Siguiente parada: Boadilla, o Gürtel territory para Bassi. Poco antes de entrar en el municipio, el Bassibus se acercó a la Ciudad Financiera del Santander al ritmo de la canción Money makes the world go round. Ya en Boadilla, visita al despacho donde "nace la historia" de la trama. La casualidad quiso que estuviese en la Avenida del Generalísimo, esquina con la calle José Antonio.

Bassi se plantó en la puerta de la sede del PP cargado con treinta trajes

Los autocares hicieron breves paradas en los parajes urbanísticos de la trama: la Ciudad del Deporte, Boadilla Park Hasta la humilde casa de Tomás Martín Morales, el imputado que, según comentó Bassi, "organizaba las fiestas". De vuelta, el bufón tuvo tiempo de ataviarse de Papa extraterrestre en una iglesia del Opus o enseñar "unos pijos a la derecha" en el campo de golf más exclusivo de Madrid. El Bassibus volverá a hacer campaña este domingo para enseñar que "el dinero hace girar el mundo".