Lunes, 9 de Mayo de 2011

Hollywood renuncia a la originalidad

La industria pulveriza sus récords al preparar 75 remakes para los próximos dos años

ROBERTO ARNAZ ·09/05/2011 - 08:20h

Los monos de El planeta de los simios' volverán a la carga en Rise of the planet of the apes'.

En 1903, la incipiente industria del cine tuvo su primer gran éxito: Asalto y robo de un tren, de Edwin S. Porter. En apenas 12 minutos y con una decena de planos, Porter fue el primer cineasta en conseguir contar una historia completa con desarrollo narrativo y tensión dramática. La cinta sorprendió tanto que otros realizadores no tardaron en copiar la fórmula. Un año después, Siegmund Lubin calcó la historia, los planos e incluso el título en el que se considera como el primer remake de la historia del cine.

Desde entonces, muchos realizadores han tratado de alcanzar la gloria revisando clásicos o películas de éxito. El remake no suele superar al original en el plano artístico, pero sí en la taquilla. De ahí que, en plena crisis económica, un Hollywood alérgico a los proyectos arriesgados y, salvo contadas excepciones, carente de nuevas ideas, apueste por revisar clásicos de las tres últimas décadas utilizando sus dos grandes armas: 3D y los actores de moda.

Las versiones suelen ser más taquilleras que la cinta que las inspiró

Prepárese. Es posible que durante los próximos dos años no se quite de la cabeza la frase "esto ya lo he visto" cada vez que mire la cartelera de cine. Los espectadores vivirán entre los próximos dos años el mayor déjà vu cinematográfico de la historia. Al menos 75 de las películas que llegarán a las salas en los próximos dos años serán remakes. Se trata de una cifra sin precedentes, sobre todo si se tiene en cuenta que, según los datos de la web especializada Box Office Mojo, los grandes estudios únicamente habían estrenado 150 remakes desde 1990.

"Hollywood confía este año en sus antiguos éxitos más que nunca", asegura Brandon Gray, experto en taquilla de Box Office Mojo, que además recuerda que "una quinta parte de las películas que ya tienen fecha de estreno son secuelas". El reciente éxito de versiones como Valor de ley, Karate Kid o Furia de titanes que sumaron una recaudación conjunta de más de 1.100 millones de dólares en el mundo, ha dado luz verde a decenas de proyectos entre los que destacan Cleopatra, protagonizada por Angelina Jolie, o Los pájaros, en la que Naomi Watts retomará el papel que Tippi Hedren interpretó en la versión de Alfred Hitchcock.

La caída de la recaudación en taquilla los ingresos de 2011 son casi un 20% inferiores a los del año anteriores una de las posibles explicaciones a la sequía imaginativa de la Meca del cine. "Cuando haces una película de 90 o 100 millones de dólares, los estudios prefieren jugar sobre seguro", cuenta a Público el director británico Joe Wright. El responsable de Hanna (2011) es uno de los pocos realizadores que se atreve con historias poco comunes. Su cuento de hadas con estética setentera en el que la princesita es una niña asesina y la bruja una despiadada agente de la CIA ayudada por un mafioso filonazi y homosexual, ha supuesto uno de los pocos soplos de aire fresco.

Los grandes estudios habían estrenado 150 desde 1990

La tiranía del marketing

En la era del mercado global, el marketing de una superproducción puede llegar a superar el propio presupuesto del largometraje. Por eso los productores apuestan por nombres familiares que aseguran un buen número de entradas vendidas de antemano. "Para ellos es mucho más económico evitar el riesgo que supone una historia innovadora", asegura Simon Brew, editor de la web Den of Geek, quien afirma que "basta con adaptar películas antiguas y extranjeras, o recurrir a viejos shows de televisión, para tener una larga lista de proyectos con buen número de fans interesados".

A Hollywood le gusta el dinero, por eso ha apostado por resucitar algunos de los estrenos de la década de los ochenta y los noventa como Footlose,Conan, Cortocircuito, Dune, Las tortugas ninja, Los tres mosqueteros o Godzilla. Sin embargo, además de los ya estrenados Arthur, Just go with it y Jane Eyre, los próximos remakes en llegar al cine este verano serán el renacimiento de la Patrulla X en X-Men: First Class y el levantamiento de los micos de El planeta de los simios en Rise of the planet of the apes.

Sagas eternas

El gusto por el revival es tal que incluso fue objeto de mofa en Sundance. Uno de los anuncios que promocionaba el certamen se reía abiertamente de cómo Holly-wood realizaba adaptaciones de dudosa calidad de los éxitos foráneos.

Pero los remakes no son la única prueba de la falta de imaginación de los ejecutivos de los estudios. En 2011 veremos más continuaciones, precuelas y spin-offs que nunca antes en la historia del cine. En total, 27 secuelas verán la luz este año. Nueve serán segundas partes, entre ellas Resacón en Las Vegas 2. Cinco películas harán la número tres de la saga, como Transformers 3 o Paranormal Activity 3. Otros cinco filmes supondrán la cuarta aparición cinematográfica de la serie, por ejemplo Piratas del Caribe: En mareas misteriosas y Misión imposible 4, mientras cinco más serán la quinta entrega.

Además, habrá hueco para dos séptimas partes e incluso lo que se podría considerar una octava entrega: Harry Potter y las reliquias de la muerte Parte 2. El anterior récord de lanzamiento de secuelas databa de 2004, cuando se estrenaron hasta 24, mientras que en 2010 sólo 19 filmes fueron continuaciones. Corren malos tiempos para los guionistas, pero buenos para los contables: Fast and furious 5 acaba de firmar el mejor debut del año con 165 millones de dólares de recaudación mundial. Esto es lo que hay.