Domingo, 8 de Mayo de 2011

Blanco sobre Camps: "Si lo ha dicho en serio, necesita ayuda"

El vicesecretario general del PSOE responde a las palabras de Camps en las que ironizaba con el abuelo de Zapatero. Víctimas del franquismo le exigen  rectificación

PUBLICO.ES ·08/05/2011 - 17:54h

La ocurrencia del candidato a la presidencia de la Generalitat de Valencia, Francisco Camps, de ironizar con el abuelo de José Luis Rodríguez Zapatero, fusilado en 1936, ha desencadenado las críticas de socialistas y víctimas del franquismo. 

Camps, imputado por el caso de los trajes que le regaló la trama de corrupción Gürtel, dijo que el abuelo del presidente del Gobierno no le transmitió "ni ternura ni cariño", aún siendo de dominio público que el abuelo de Rodríguez Zapatero fue uno de los miles de republicanos asesinados por defender la democracia.

Después de que Elena Valenciano contestara al conservador a través de la red Twitter con un "¡Que se calle Camps!" y creando el hashtag #porlamemoriadelosabuelos, le ha tocado el turno a José Blanco.

El vicesecretario general del PSOE y ministro de Fomento se ha sentido "muy sorprendido" por las palabras de Camps, de quien ha señalado que si estaba bromeando  es "patético y grotesco" y que, en caso de haberse expresado así "en serio", "necesita ayuda". 

Blanco ha subrayado que las palabras del conservador son de "una bajeza que refleja la escasa estatura moral de quien las pronuncia".

El abuelo republicano

El objeto de las burlas de Camps —el abuelo de Rodríguez Zapatero—, era el capitán al servicio de la República Juan Rodríguez Lozano, fusilado junto a una tapia del polígono de Puente Castro, en León, el 22 de agosto de 1936, después de ser traicionado por el General Lafuente, de quien el abuelo de Zapatero era ayudante. 

"Parece que el abuelo de Camps no le transmitió otra cosa que odio al vencido y al diferente"

La memoria de Juan Rodríguez Lozano también ha sido reivindicada por el Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica de la Fundació Societat i Progrés, quienes, a través de su coordinador, Matías Alonso, han condenado las palabras de Camps. 

En un comunicado, Alonso ha criticado duramente las afirmaciones del político conservador y ha expresado "la vergüenza de miles de valencianos por un presidente que profesa semejante falta de respeto" compartida "por todas aquellas víctimas vivas que también se vieron en el trance del fusilamiento o asesinato de un familiar querido".

Así, ha condenado "enérgicamente" estas afirmaciones en nombre de los miles de niños que nunca pudieron tener lo que tuvo Camps: "El cariño y las enseñanzas de sus abuelos, ni de sus padres, madres o hermanos".

"Camps se mofa echando en falta esas enseñanzas cariñosas imposibles de transmitir por un fusilado, por miles y miles de asesinados que aún siguen tirados por las cunetas sin recibir el cariño de niños que nunca lo fueron, que todavía buscan la ayuda de gentes como Camps para cerrar aquella herida. Sin embargo, Camps se niega a ayudar a aquellos de quienes se mofa, insumiso como es ante tareas que le ordena la Ley de la Memoria", ha apuntado.

Además, Alonso ha insistido en que, tras estas afirmaciones, parece que el abuelo de Camps "no le transmitió otra cosa que odio al vencido y al diferente", y advierte de que el presidente de la Generalitat "ha dejado en muy mal lugar a su familia, porque quien tan cínicamente se burla de la desgracia ajena, no puede haber sido educado en el respeto y el amor al prójimo", ha añadido. 

El Grupo que coordina Alonso ha exigido a Camps una rectificación que dignifique la memoria de aquellos que, en palabras del propio padre de Rodríguez Zapatero, Juan Rodríguez, fueron víctimas de aquellos que "persiguieron la cultura y el magisterio" y "aplicaron el 'viva la muerte' para provocar el pánico" en lo que "fue un exterminio contra la gente culta".

Noticias Relacionadas