Domingo, 8 de Mayo de 2011

Zapatero subraya que sólo el PSOE puede frenar al PP, que critica hasta al Constitucional

EFE ·08/05/2011 - 12:50h

EFE - El presidente del Gobierno y líder del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, durante su intervención en un acto político celebrado hoy en Gijón (Asturias). Zapatero ha subrayado que España tiene "la derecha más a la derecha de Europa", el PP, que utiliza la lucha antiterrorista en el combate político, que no tiene "cuajo" para ayudar en la crisis y que critica hasta al Tribunal Constitucional.

El presidente del Gobierno y líder del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, ha subrayado hoy que España tiene "la derecha más a la derecha de Europa", el PP, que utiliza la lucha antiterrorista en el combate político, que no tiene "cuajo" para ayudar en la crisis y que critica hasta al Tribunal Constitucional.

Zapatero ha participado en un mitin en Gijón, al que han asistido unos 5.000 militantes y simpatizantes socialistas, según el PSOE, para arropar al candidato del partido a la Presidencia de Asturias, Javier Fernández, y al aspirante a la Alcaldía, Santiago Martínez.

Aunque no se ha referido expresamente a la resolución del Constitucional de permitir que Bildu se presente a las elecciones del 22-M, Zapatero sí ha hecho alusión implícita a las críticas de algunos dirigentes del PP a esa decisión.

Esas críticas, "y de qué manera", a una institución "fundamental" en este país, junto con el uso partidista que, según él, hace el PP de la lucha contra ETA, han llevado a Zapatero a constatar que es "la derecha más a la derecha de toda Europa", a la que sólo el PSOE, de acuerdo con su análisis, "es capaz de frenar y ganar".

No ha querido pasar por alto las palabras de ayer del líder del PP, Mariano Rajoy, que consideró que había que tener "cuajo" para acusar del paro a un partido que lleva siete años en la oposición.

Ha coincidido con Rajoy en que para gobernar "hay que tener cuajo", pero ha hecho hincapié en que lo que a él le hubiera gustado es ver "el cuajo" del líder del PP ayudando a sacar a España de la crisis y no poniendo zancadillas para obstaculizar la recuperación.

Además, Zapatero ha insistido en su argumento y ha vuelto a situar las causas del desempleo en el modelo económico puesto en marcha por el Gobierno del PP en 1996 y que ha provocado que el 70 por ciento de los parados provengan del sector de la construcción.

El también secretario general del PSOE ha hilado su discurso en torno a la defensa de la idea de que todo lo que hace el Gobierno socialista está encaminado a crear empleo, desde las reformas hasta la negociación colectiva.

Y sobre el eje de que su Ejecutivo ha garantizado en todo momento las prestaciones sociales, incluso en los momentos más duros de la crisis, mientras que el PP no lo hizo cuando gobernó. "Lo voy a decir alto y claro durante la campaña", ha proclamado.

Con esa certeza, ha pedido el voto para los candidatos socialistas para defender con ellos el Estado del bienestar, convencido de que si gana el PP "empezarán a desmantelarlo" y habrá un freno y una marcha atrás en las políticas sociales.

Sus afirmaciones no son "un eslogan ni retórica electoral", ha asegurado Zapatero, para ilustrar a continuación sus argumentos con algunos datos comparativos de las inversiones realizadas por los gobiernos del PSOE y del PP.

Por ejemplo, ha apuntado que en los años de José María Aznar, en plena bonanza económica, el salario mínimo interprofesional retrocedió, mientras que con su Gobierno en estos siete años, incluso con la crisis, ha aumentado 17 puntos.

De hecho, ha resumido su tesis con una idea: "Nunca como hoy ha habido tanta política social y tanta protección social".

Mientras tanto, a juicio del presidente del Gobierno, el PP ha renunciado a explicar nada y a decir cuál es su proyecto y su programa. "Nada de nada, y de la nada nadie gana", ha avisado a Rajoy.

Zapatero ha ofrecido un largo discurso en uno de los pocos feudos en los que, según el Centro de Investigaciones Sociológicas, ganarán los socialistas el día 22, y ha aprovechado su presencia en Asturias para arremeter contra el partido recientemente creado por Francisco Álvarez Cascos.

Ha avisado a los asturianos, en este contexto, de que no corran el riesgo de tener un Gobierno formado por quienes "se han peleado hasta romperse".

Del candidato socialista, Javier Fernández, ha dicho que es una de las personas en las que más confía de todo el partido socialista.

Fernández, por su parte, ha advertido de que la abstención es "un lujo y un derroche" que la "auténtica" izquierda "no se puede permitir" y ha considerado que los ciudadanos que se queden en casa el día 22 estarán "entregando su voto a la derecha".