Domingo, 8 de Mayo de 2011

La familia real inglesa también tendrá que apretarse el cinturón

EFE ·08/05/2011 - 12:56h

EFE - La reina Isabel II de Inglaterra. EFE/Archivo

La familia real británica tendrá que apretarse el cinturón como el ciudadano medio, según planes del Gobierno de Londres revelados por el dominical "The Sunday Telegraph".

Fuentes del Tesoro británico dijeron al periódico que la Reina y su familia verán reducidos los 39,9 millones de libras (45,5 millones de euros) que reciben anualmente.

Según esas fuentes el recorte de ingresos será del mismo orden que los impuestos a los distintos departamentos del Gobierno: un 8,3 % aproximadamente a lo largo del próximo quinquenio.

"La familia real es un gran activo de este país y es importante que esté adecuadamente financiada. Pero sin duda serán los primeros en comprender que son tiempos difíciles y que las familias de todo el país deben hacer sacrificios", dijo el diputado conservador Chris Heaton-Harris, miembro del comité de Cuentas Públicas del Parlamento.

El Ministerio de Finanzas negocia desde hace algún tiempo con el palacio de Buckingham la reforma del sistema de financiación de la monarquía.

El actual sistema, consistente en la financiación por separado de los palacios reales, las comunicaciones y los viajes oficiales, serán sustituidos a partir de 2013 por una cantidad única que cubrirá todo.

Desde finales del siglo XVIII, la Corona ha venido entregando al Gobierno los ingresos de sus propiedades inmobiliarias -230 millones de libras (262 millones de euros en el año fiscal 2008-09)- a cambio del dinero que el Tesoro destina a la llamada lista civil de la monarquía, que cubre todo tipo de gastos.

Los activos de la Corona van desde las propiedades inmobiliarias de la calle londinense de Regent Street hasta el hipódromo de Ascot y buena parte de la línea costera, además de bosques y explotaciones agrícolas.

La fortuna personal de Isabel II se calcula en 349 millones de libras (398 millones de euros) y se deriva de los bienes inmuebles, granjas y las obras de arte de su propiedad.

El príncipe de Gales, heredero de la Corona, recibe los ingresos del Ducado de Cornualles, que le reportan anualmente unos 17 millones de libras (19,4 millones de euros).