Domingo, 8 de Mayo de 2011

Consumidores calcula que una primera comunión cuesta 3.000 euros, como si fuera una mini boda

EFE ·08/05/2011 - 11:33h

EFE - Niñas vestidas de Primera Comunión (de blanco) lanzan pétalos de flores al paso de la Hostia Consagrada. EFE/Archivo

La Unión de Consumidores de Palencia (UCE) calcula que el gasto medio para una familia por la celebración de la primera comunión alcanza los 3.000 euros, como si fuera una "mini boda".

Por ello, recomienda evitar excesos y endeudamientos innecesarios y no caer en el consumismo.

La Unión de Consumidores ha afirmado, en un comunicado, que la celebración de la primera comunión es ya una "mini boda", por lo que la media que supone este acontecimiento social "más que religioso" alcanza ya los 3.000 euros.

La UCE ha recomendado "no dejarse llevar por el consumismo" y comparar precios en distintos establecimientos a la hora de organizar la celebración.

Según los datos de la UCE, la mayor parte del gasto se realiza en el banquete, con una media de 2.000 euros, y en el traje, cuyo coste medio es de 325 euros en el caso de las niñas y de 225 ó 265 para los niños, en caso de optar por un traje de marinero o de almirante.

Otras opciones más costosas son los trajes de seda y los realizados a medida en casas de moda, pero también se puede optar por un traje o vestido de calle que se puede usar después y que cuesta 190 euros de media para la niña y 240 euros para el niño.

Otro de los gastos a tener en cuenta son los accesorios, como calcetines, guantes, muda, biblia, rosario, reloj, tirantes, corbata y zapatos, que se llevarán más de 300 euros de media, tanto para los niños como para las niñas.

En el caso de las niñas se añade además el coste del bolso o limosnera y los adornos del pelo que puede ir desde la diadema, lazo flores secas, más el coste de unos pendientes.

La UCE ha detectado que tanto este año como el anterior las familias han prescindido del gasto que suponía el álbum fotográfico y el vídeo, mientras los profesionales han bajado sus precios hasta los 225 euros en el caso de las fotos, que vuelven a pegarse en el álbum para abaratar costes.

Por todo ello, la Unión de Consumidores recomienda elaborar un presupuesto previo acorde con las posibilidades económicas de cada familia y no dejarse influir por los reclamos publicitarios ni por el consumismo cada vez más presente en este tipo de celebraciones.

Si bien, han precisado que debido a la crisis económica, muchas familias han sido más prudentes a la hora de planificar y controlar sus gastos, por lo que han ido realizando diversas compras tanto de vestido y calzado en periodos de rebajas.