Domingo, 8 de Mayo de 2011

Seis muertos en choque armado entre cristianos y musulmanes en El Cairo

EFE ·08/05/2011 - 01:03h

EFE - Manifestantes salafistas piden la liberación de Kamilia Shehata, mujer mususlmana que sostienen está retenida por la iglesia copta.EFE/Archivo

Al menos seis personas murieron hoy en El Cairo y 75 resultaron heridas en un enfrentamiento armado en esta capital entre cristianos y musulmanes, informaron a Efe fuentes de los servicios de seguridad.

El choque se produjo en el barrio cairota de Imbaba cuando los musulmanes, de la corriente salafí, intentaron tomar una iglesia en la que creían que los cristianos mantenían encerrada a una joven que se había convertido al islam.

Las fuentes no especificaron a qué credo pertenecen las víctimas mortales, pero señalaron que entre los heridos hay tres víctimas en estado muy grave.

El enfrentamiento se produjo en la iglesia copta Mar Mina, del barrio popular de Imbaba. Se utilizaron armas de fuego y cócteles molotov, agregaron las fuentes.

Los salafíes, pertenecientes a una de las corrientes más rigurosas del islam y que ganan terreno en Egipto, lanzaron el ataque contra la iglesia al creer que los coptos habían encerrado allí a una cristiana que se había hecho musulmana para casarse con un joven de esta última religión.

Las Fuerzas Armadas egipcias, que gobiernan el país desde la renuncia del presidente Hosni Mubarak, el pasado 11 de febrero, tuvieron que intervenir con materiales antidisturbios para separar a los dos grupos.

El choque armado comenzó a primera hora de esta noche y cerca de la medianoche la situación se había calmado en el sector.

Los cristianos egipcios, mayoritariamente coptos, representan el 10 por ciento de la población del país, calculada en unos 75 millones de habitantes.

Periódicamente hay choques armados entre cristianos y musulmanes en Egipto por razones religiosas, especialmente en el sur del país, aunque comienzan a ser más frecuentes en esta capital.

En la noche del pasado 8 de marzo, en el barrio cairota de Muqqatam, trece personas murieron en un choque armado entre cristianos y musulmanes, en el hecho de violencia más grave desde la caída del régimen de Mubarak.

Ese enfrentamiento se registró cuando los coptos cortaron una autopista próxima a Muqqatam para protestar por el incendio de una iglesia, días antes, al sur de la capital egipcia, mientras se extendía el rumor de que una mezquita estaba ardiendo.

Ali Gomaa, el gran muftí de Egipto, la máxima autoridad musulmana del país, hizo un llamamiento a la unidad entre cristianos y musulmanes y que se eviten tentaciones para recurrir a la violencia a la hora de resolver disputas religiosas.

Gomaa, en declaraciones reproducidas por la edición digital del diario Al Ahram, también exigió que se respete el estado de derecho y el orden público y pidió a las autoridades militares que adopten las medidas necesarias para evitar choques como el de esta noche.