Martes, 15 de Enero de 2008

Blair pasó una tarde "flirteando" con lady Di, según el abogado de Al Fayed

EFE ·15/01/2008 - 17:39h

EFE - El ex primer ministro británico, Tony Blair.

El ex primer ministro británico, Tony Blair, se pasó toda una tarde "flirteando" con la malograda lady Di durante una cena, según recordó hoy Michael Mansfield, el abogado que representa a Mohamed Al Fayed, al jurado de la investigación judicial sobre la muerte de Diana de Gales.

El representante legal del propietario de los almacenes londinenses Harrod's y padre de Dodi, último novio de Diana que también falleció el 31 de agosto de 1997 en París, leyó hoy varios extractos de los diarios escritos por el ex portavoz de Blair, Alistair Campbell.

En ellos, Campbell relata que el ex líder laborista conoció a Diana en la casa de la abogada que gestionó el divorcio de la princesa y el príncipe Carlos, mientras Blair aún era líder de la oposición, en enero de 1997.

Maggie Rae, quien formó parte del equipo legal de lady Di, organizó la mencionada cena en su domicilio, según dijo hoy al jurado.

En uno de los extractos leídos por Mansfield, Campbell señalaba: "Tony Blair no sabía si flirtear con ella (por Diana) o tratarla como a una visita oficial y terminó haciendo un poco de todo, aunque no fue una situación cómoda".

Por su parte, Rae recordó en la vista que la propia lady Di le había pedido que organizara la velada.

"Sabía que yo conocía a Tony Blair y a su esposa Cherie... y comentó que le gustaría conocerlos", indicó.

La abogada también observó que al entonces líder opositor también le apetecía conocer a Diana, quien acababa de regresar de un viaje a Angola.

Cuando Mansfield preguntó hoy a Rae que diera su punto de vista sobre la predisposición de Blair hacia dicho encuentro, ésta comentó que el político "estaba muy asustado y pensaba que habría legiones de fotógrafos en la puerta".

Por otro lado, la princesa de Gales estaba convencida en vida de que su entonces esposo, Carlos de Inglaterra, "no debería ser rey", según los testimonios dados por Rae y por su colega, la también abogada Sandra Davis.

Además, ambas letradas comentaron que Diana llevaba una existencia "solitaria", pasando temporadas sola en el palacio de Kensington, cuando, comentaron, la princesa se "recalentaba su propia comida en un horno microondas".

Estas testigos también comentaron que Diana había "expresado temores por su vida" en un encuentro al que éstas acudieron en octubre de 1995 con el también abogado Lord Mishcon y el secretario privado de la princesa Patrick Jephson.

En otro momento de la vista, Maggie Rae recordó que Diana había afirmado que la Reina de Inglaterra, Isabel II, abdicaría en abril de 1996, en favor de su hijo, el príncipe Carlos.

Hoy volvió a declarar el ex mayordomo de Diana, Paul Burrell, quien se había comprometido a entregar al tribunal una carta en la que supuestamente se revelaban los últimos secretos de la princesa.

Al no hallar esa misiva en su casa de Farndon (noroeste de Inglaterra), Burrell escribió esos secretos en un papel que entregó al juez.