Sábado, 7 de Mayo de 2011

Quique: "Los tres goles han sido errores groseros"

EFE ·07/05/2011 - 21:59h

EFE - El delantero venezolano del Málaga CF José Salomón Rondón (c) protege un balón ante los defensas del Atlético de Madrid Tomas Ujfalusi (i) y Diego Godín durante el partido, correspondiente a la trigésima quinta jornada del Campeonato Nacional de Liga de Primera División en el estadio Vicente Calderón.

Quique Sánchez Flores, entrenador del Atlético de Madrid, consideró hoy, tras la derrota ante el Málaga (0-3), que su equipo perdió el encuentro en el primer tiempo, en el que dieron "muchas facilidades" a su rival, y valoró que los tres goles en contra habían sido en "errores groseros" de su conjunto.

"Creo que el primer tiempo ha sido bastante desigual, nos hemos encontrado francamente mal, perdíamos los duelos, la pelota iba muy lenta... El Málaga ha encontrado muchas facilidades. Hemos sido inferiores al rival y hemos estado por debajo del nivel habitual", explicó el técnico, que apuntó: "Hemos sido un equipo totalmente distinto en la segunda parte, pero ya era muy tarde".

"El partido se pierde en los primeros 45 minutos", añadió Quique, que, en cualquier caso, advirtió: "Un equipo, cuando se equivoca una vez después de once jornadas muy bien, no hay nada que reprocharles. Hoy han sido 45 minutos que hemos entregado. El Málaga ya dijimos que es un equipo mucho mejor de lo que dice la clasificación. Este equipo es bueno y nosotros hemos estado mal".

"No ha sido tanto por no querer, sino simplemente por no entender el partido que buscábamos. A veces se intentan hacer las cosas y no se hacen con la inteligencia debida, con la rapidez debida o la intención debida. En cada palmo de terreno de juego nos ganó el Málaga. Hemos recibido dos de los tres goles en errores groseros en salidas de la pelota y luego dos en centros laterales", repasó.

Quique, que recordó que el Atlético de Madrid "defensivamente nunca ha sido un equipo históricamente recio", también fue preguntado por los cambios en la segunda parte. "Si hubiera colocado una defensa de tres o renunciado a las bandas probablemente nos habríamos encontrado con un disgusto todavía mayor", declaró.

El entrenador, además, dio las gracias a la afición por el apoyo al equipo en la segunda parte: "Daba la sensación de que íbamos ganando por su actitud", resaltó.