Sábado, 7 de Mayo de 2011

Rajoy defiende el legado de Aznar frente al PSOE

Reprocha a Zapatero que cargue sobre el PP "la culpa de sus errores"

MARÍA JESÚS GÜEMES ·07/05/2011 - 20:51h

EFE - El líder del PP, Mariano Rajoy, hoy en Toledo.-

La secretaria general del PP y candidata para Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, demostró que ella también sabe llenar a rebosar una plaza de toros como su compañero valenciano, Francisco Camps, aunque sea con militantes de toda España.

Cerca de 12.000 personas se congregaron en Toledo. Los conservadores presumieron, y mucho, de su poder de convocatoria. En la formación regional no quieren mostrar su euforia pero, tras los últimos sondeos, creen que cada vez está más cerca "el cambio" que tanto pregonan. "En sólo dos días se transmite y eso significa que vamos a ganar las elecciones del 22-M", dijo Cospedal, convencida, durante su intervención.

El líder del PP aprovechó el mitin para explicar su estrategia y, de paso, responder a los socialistas: "Nosotros le explicamos a la gente cuáles son nuestros objetivos. Los otros se dedican a excusarse y a echar la culpa a los demás y a llenar la geografía española de insidias. Y no vamos a entrar ahí".

Aznar dará hoy un mitin en Guadalajara junto a Cospedal

Pero lo hizo. Rajoy lamentó que Zapatero apunte "hacia los que le precedieron" en clara alusión a José María Aznar que hoy estará en Guadalajara y lo defendió. Aseguró que habían recibido "la mejor herencia". Y puso ejemplos. Criticó que el PSOE llegara a la Moncloa con una tasa de desempleo del 10% y que la hubiera aumentado en más de diez puntos y que en vez de equilibrio presupuestario se hablara de déficit.

"Un Gobierno con cuajo, sincero y responsable reconoce sus errores pero no le echa la culpa a quien lleva siete años en la oposición. Eso no lo puede hacer un presidente porque no es serio y porque es falso e injusto", proclamó.

Después, Rajoy se cebó con José María Barreda a quien acusó de ser "cómplice" de las políticas de Zapatero. En el PP saben que esta es la comunidad más reñida y por eso está centrando en ella todos sus esfuerzos. Arrebatar este feudo socialista sería un auténtico símbolo y al PP le bastaría incluso para presumir de un triunfo en toda regla la noche electoral.

La gran apuesta

Es la gran batalla de Rajoy. Y también se ha convertido en su gran apuesta. Si Cospedal pierde, en cierto modo Rajoy lo hace con ella porque muchos aprovecharan para recordarle que no debía haberla dejado compaginar dos cargos. Pero si gana, al líder del PP no habrá quien le discuta. Y Cospedal seguirá siendo su número dos hasta que ella quiera.

Para el PP, arrebatar Castilla-La Mancha sería un símbolo de su victoria el 22-M

Rajoy explicó que, a su juicio, "el cambio es que Castilla-La Mancha tenga un gobierno presidido por una mujer competente, seria, trabajadora, formal que siente su tierra y la vive, sensible con los que más sufren y centrada en los problemas reales". Lo dijo dos veces.

Rajoy, que ya ha enterrado el tema de Bildu, volvió a la economía y dijo que su partido "no se resigna" con los datos del paro. Y mantuvo que Cospedal va a ser el "revulsivo" que hace falta en la región. Pero quiso advertirla de lo que se le venía encima y relató que cuando iba por los pueblos de Castilla- La Mancha, la gente le paraba para contarle que la Junta no pagaba. "Es inaceptable", comentó: "A ver cómo pagamos 9.500 euros de deuda por cada ciudadano de esta región", insistió.

El jefe de la oposición irá el día 20 a Ciudad Real. Esta provincia es clave porque es la única circunscripción impar en su número de diputados autonómicos y, en caso de que en el resto vayan igualados, se convierte en la del desempate. Sin embargo, en el PP confesaban que pueden ganar en Guadalajara y Toledo y que, así, Ciudad Real no sería decisivo.

Noticias Relacionadas