Sábado, 7 de Mayo de 2011

Berlusconi, sobre los fiscales de Milán: "Son un cáncer"

El primer ministro italiano dice sentirse "humillado" por tener que acudir a los tribunales cada lunes

EFE ·07/05/2011 - 18:54h

REUTERS - El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi.-

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha vuelto a arremeter contra los fiscales de Milán que le han investigado y promovido los cuatro procesos penales que tiene pendientes, a quienes ha definido como un "cáncer" para la democracia que hay que extirpar.

"Los mismos fiscales están aún ahí, repitiendo el mismo tipo de subversión: es una patología, es un cáncer de la democracia que tenemos que extirpar", ha dicho Berlusconi durante un acto de su partido, el Pueblo de la Libertad (PDL), en Milán.

"En 26 ocasiones los fiscales de Milán han intentado usar el derecho como arma política para apartar a un político. Si una sola hubiera llegado a buen puerto, quien os habla estaría fuera de la vida política", ha agregado Berlusconi.

El primer ministro, quien ha asegurado sentirse "humillado" por tener que acudir cada lunes a los tribunales, ha criticado además al Tribunal Constitucional que ha tumbado sus escudos judiciales, del que dijo que es "proclive a hacer caso a las peticiones de los fiscales de izquierda".

Ésta es una "democracia enferma, en la que los fiscales de izquierda impugnan las leyes que no les agradan y las llevan ante el Tribunal Constitucional, que tiene once jueces de izquierda y cuatro de centroderecha, gracias a un sucederse de presidentes de la República que son expresión de la izquierda", ha afirmado el líder del PDL.

Durante el acto, de apoyo a la alcaldesa de Milán, Letizia Moratti, de cara a las elecciones municipales del 15 y 16 de mayo, el jefe del Gobierno italiano ha indicado que el resultado del voto en la capital lombarda "tendrá validez" para comprobar el apoyo con el que cuenta PDL en el resto de Italia.

"No es justo construir mezquitas aquí cuando en sus países de origen no se puede construir una iglesia"

Berlusconi ha prometido además que tras las elecciones municipales se presentará una iniciativa legislativa para reducir a la mitad el número de parlamentarios (la cámara baja cuenta con 630 diputados y el Senado con 315 legisladores) y ha abordado la cuestión de la construcción de mezquitas en Italia, un tema particularmente polémico en Milán.

"La izquierda quiere dejar que edifiquen templos musulmanes en cualquier lugar, pero nosotros creemos que no es justo construir mezquitas aquí cuando en sus países de origen no se puede ni siquiera construir una iglesia", ha sentenciado el mandatario.

El primer ministro ha defendido su derecho a nombrar a subsecretarios tránsfugas como prerrogativa de su cargo, a pesar de que el presidente de la República, Giorgio Napolitano, en un comunicado asegurara ayer que se deben abordar en el Parlamento los cambios en la composición de la mayoría gobernante que se han producido desde que se celebraran las elecciones en 2008.