Sábado, 7 de Mayo de 2011

Pinotti, primer ciclista en vestir la 'maglia rossa' en el Giro 2011

El HTC-Highroad se hace con la primera etapa del Giro de Italia 2011 mientras que el equipo de Contador, Saxo Bank, finaliza quinto

EUROPA PRESS ·07/05/2011 - 18:35h

AFP - El ciclista Marco Pinotti, hoy.-

El HTC-Highroad se ha hecho con la primera etapa del Giro de Italia 2011, una contrarreloj por equipos de 19,3 kilómetros entre Venaria Reale y Turín, siendo Pinotti el primero en vestir la maglia rossa, mientras que el equipo de Contador, Saxo Bank, ha finalizado quinto, 29 segundos detrás de los ganadores.

La formación de Cavendish y Pinotti partía como favorita para llevarse la contrarreloj por equipos que inauguraba la competición y no han defraudado las expectativas. El conjunto americano ha liderado la carrera en todos los puntos intermedios y ha conseguido el mejor crono con 20:59, 22 menos que Omega y 24 segundos por debajo de Garmin, tercer clasificado.

El equipo de Contador, Saxo Bank, ha realizado una carrera notable llegando a meta con 29 segundos de retraso respecto al equipo vencedor y 9 por debajo de Liquigas, escuadra liderada por el correror italiano Nibali, vencedor de la Vuelta a España 2010 y principal favorito junto al de Pinto para llevarse la 94º edición del Giro.

Por otra parte, el resto de ciclistas españoles han corrido con suerte dispar. El equipo de Purito Rodríguez, Katusha Team, ha perdido 1 minuto y 4 segundos y el eterno Carlos Sastre (GEOX), de 36 años, ha llegado a la meta con 53 segundos de retraso merced al decimoctavo lugar de su escuadra.

Los otros dos equipos españoles, Movistar y Euskaltel Euskadi, han realizado una discreta actuación finalizando undécimo y último clasificado respectivamente. La primera etapa ha consistido en una corta contrarreloj por equipos que ha unido las localidades de Venaria Reale, residencia de verano del monarca de la unificación Victor Manuel, y Turín, residencia oficial del rey, en conmemoración al 150 aniversario de la unificación italiana.

La mayor parte del recorrido ha transcurrido por calles estrechas, adoquinadas, con alguna curva cerrada muy peligrosa. Afortunadamente, no ha habido ningún incidente que lamentar y la carrera proseguirá mañana en Alba, con una etapa de 244 km, la más larga del Giro, que llegará a Parma en lo que se prevé que sea una llegada al sprint, donde Cavendish se sitúa como gran favorito.

Noticias Relacionadas