Sábado, 7 de Mayo de 2011

Tauroabolición

Leonardo Anselmi ·07/05/2011 - 17:44h

Una veintena de personas de la ONG Anima Naturalis frente al Congreso colombiano, con sus cuerpos desnudos, en contra de las corridas de toros.EFE

"No estamos en una época de cambios, sino en un cambio de época" respondía el Presidente del Ecuador, Rafael Correa, cuando le consultaron acerca de las razones por las que incluyó la pregunta sobre una posible abolición de las corridas de toros en el marco de una consulta popular, plebiscito que celebrará el país andino el próximo 7 de mayo.

Seguridad ciudadana, juegos de azar, regulación de medios de comunicación, son entre otros los temas que abordarán las 10 preguntas elegidas por el ejecutivo ecuatoriano y sobre la que sus ciudadanos con obligación al voto deberán responder.

En todos o casi todos los casos el referéndum apunta a eliminar o reducir la violencia en el país, o al menos la exhibición pública de la misma. Ciertamente, teniendo en cuenta que las corridas de toros son el espectáculo mas violento del mundo todavía permitido, sería mas sorprendente que no estuviera una pregunta sobre los toros a que sí lo esté ciertamente, siendo Ecuador uno de los 8 países que a nivel mundial todavía permiten este espectáculo.

El referéndum apunta a eliminar o reducir la violencia en el paísRecordemos que durante la Iniciativa Legislativa Popular que logró la abolición de las corridas de toros en Cataluña, el reconocido científico estadounidense Kennet Shapiro envió una carta a los 135 diputados catalanes para concienciarles sobre la responsabilidad que tendrían en sus manos el día 28 de Julio de 2010, día de la votación final de esa Iniciativa, teniendo en cuenta que ya existen estudios científicos que demuestran la relación directa entre la violencia con animales y la violencia contra personas. ais

En esta carta abierta, que ademas fue avalada con la firma de 237 científicos, investigadores, sociólogos y catedráticos de ámbito internacional y que estudian sobre la violencia en nuestra sociedad, se alertaba sobre la insensibilidad y aceptación de la violencia que supone presenciar espectáculos donde se maltraten, torturen y maten animales, como es el caso de las corridas de toros.

Este elemento justifica la absoluta pertinencia de la pregunta, pero sin engañarnos a nosotros mismos, la mayor parte de los votantes a favor de la eliminación de estos espectáculos violentos no lo harán con la conciencia plena del efecto educativo que encierran, sino como forma de otorgar a esos animales, esos toros, una salvación a su tortura y posterior ejecución. Ciertamente, no hay nada mas difícil de argumentar que aquello que entra en el plano del sentido común.

"Está abierta la puerta a una abolición definitiva del cruel y anacrónico espectáculo"En respuesta a esto los taurinos, conscientes de este hecho, buscan arrinconar a los votantes mostrando fotos y vídeos de mataderos en las televisiones públicas, hecho que celebran los animalistas locales, puesto que esto les ayuda a concienciar a los miembros de la sociedad ecuatoriana también en aquellas decisiones individuales que se pueden tomar para no perjudicar a los animales, mas allá de las decisiones sociales que hasta hoy sólo hemos sabido efectivizar mediante las leyes. La ventaja de los mataderos es que sus paredes no son de cristal, el problema de las corridas es que se han quedado fuera de la moral de nuestra época.

Este anacronismo se demuestra en la excepción que suponen en todos los países donde aun están permitidas, pues esas mismas practicas no serian legales en otros animales, o en otros contextos.

En un debate que tuve en la televisión pública de Ecuador en Marzo de este año, al abordar el tema de las libertades, un torero me reconoció que si fuera por él volvería autorizar las peleas de perros, algo que rechaza casi el 100% de la población y que lleva prohibido mas de 20 años. ¿Se referirán a esto cuando hablan de libertad? ¿La libertad de anclar y retrasar el progreso moral de un pueblo entero por el gusto de unos pocos?

Las claves para comprender los posibles resultados.

La pregunta está expresada de tal modo que deja abierta la puerta a una posible reforma, teórica y equivocadamente menos cruenta, donde el toro sería víctima de torturas pero salvaría su vida, al menos estando dentro del ruedo. En términos estrictamente éticos eso es inasumible. En términos educativos y sociales también lo es, pues ante una reforma de las corridas la violencia seguirá existiendo y se seguirá proyectando socialmente, y el sufrimiento todavía se seguirá aplaudiendo... poco o nada habrá avanzado la sociedad ecuatoriana si esto sucede. Esto seria triste y decepcionante.

"No hay nada mas poderoso que una idea a la que le ha llegado su tiempo"Sin embargo también está abierta la puerta a una abolición definitiva del cruel y anacrónico espectáculo. De hecho, la mayor parte de la sociedad ecuatoriana es lo que realmente quiere, pero sobre todo, como toda sociedad que vive profundos procesos de cambio y evolución, es lo que realmente necesita.

De momento tanto abolicionistas como reformistas, entre los que se encuentran incluso algunos aficionados, van por el SÍ. Y en términos generales viene siendo la posición mayoritaria. El Gobierno ha hecho un llamamiento a unos y otros a votar por el SÍ en la pregunta número 8, "pues sólo el sí posibilitará el debate".

Otra duda que surge de su redacción es el aspecto territorial: es muy posible que las corridas de toros sobrevivan en algunos cantones del Ecuador, ya que el conteo se realizará no de forma generalizada sino de forma regional, por cantones, que en Ecuador hay 226 organizados en un total de 24 provincias. Hay cantones donde las encuestas auguran una amplia mayoría de personas partidarias del abolicionismo, y otros donde el resultado sería el contrario.

Son cerca de 10 millones de ecuatorianos llamados a las urnas. La votación es obligatoria para los mayores de 18 años y menores de 65, y optativa para aquellos que tengan entre 16 y 18, o más de 65 años en su caso. El resultado del proceso será vinculante, aunque al finalizar tendrá que reglamentarse.

La campaña por el sí.

El movimiento abolicionista local unificado en la plataforma "Ecuador por la vida" lanzó esta semana una campaña por el SÍ bajo el lema "La violencia nos afecta a todos" en la que se muestran dos toritos de peluche, uno sano y sonriente, y el otro herido, sangrando y con banderillas clavadas, con un texto que reza "¿Cuál le regalarías a tus hijos?". Según los activistas incluso algunos aficionados dicen haber reflexionado con el mensaje. "Ninguno de los taurinos a quienes se les ha hecho elegir ha sido capaz de quedarse con el toro herido" comenta Pedro, un activista de la plataforma, que junto a otros compañeros salen cada día a las calles de Quito a plantear este dilema a aquellas personas que sostienen que apostarán por el no en dicha pregunta. Dados los resultados Pedro y sus compañeros se sienten esperanzados.

Todo apunta a que Ecuador estará en los ojos del mundo el próximo 7 de Mayo. La pregunta número 8, que habla sobre las corridas de toros, es la que mas expectación ha generado en opinión publica internacional. No es por nada en especial, sólo que son cambios que deberían haber llegado hace mucho tiempo... quizás sea eso lo que los haga tan atractivos, como todo lo que se hace esperar. Probablemente haya llegado el tiempo de la abolición, no sólo en Ecuador sino en todo el mundo. Recordando a Victor Hugo tengo una fe plena en los resultados: "no hay nada mas poderoso que una idea a la que le ha llegado su tiempo".