Sábado, 7 de Mayo de 2011

La India mantiene viva la figura de Tagore a los 150 años de su nacimiento

EFE ·07/05/2011 - 14:17h

EFE - El primer ministro indio, Manmohan Singh (izq), aplaude mientras la presidenta del partido Alianza Progresiva Unida, Soni Gandhi (dcha), presenta el libro "Rabindra Chitravali", una obra que reúne pinturas del famoso poeta bengalí Rabindranath Tagore, durante la conmemoración por el 150º aniversario de su nacimiento hoy, sábado 7 de mayo de 2011 en Nueva Delhi (India). Tagore fue el primer autor no europeo en ser galardonado con el Premio Nobel de literatura.

La India conmemoró hoy con actos en distintos puntos del país el 150 aniversario del nacimiento del poeta bengalí Rabindranath Tagore, el autor indio más universal y único Premio Nobel de Literatura del gigante asiático.

Exposiciones de arte, seminarios sobre su obra o actuaciones teatrales son algunos de los homenajes que se llevaron a cabo para recordar la figura de Tagore, especialmente en Nueva Delhi y en la oriental Calcuta, su ciudad natal, que se suman al reguero de celebraciones que comenzó hace ya un año.

Según el calendario occidental, Tagore nació el 7 de mayo de 1861, en el seno de una familia aristocrática en una mansión del barrio de Jorasanko, en el norte de Calcuta, por aquel entonces capital de la India colonial del Imperio Británico.

La fecha encuentra, no obstante, la objeción del calendario bengalí, según el cual el día exacto del aniversario no es hoy sino entre el 8 y el 9 de mayo occidental.

En todo caso, la efeméride lleva siendo festejada desde hace tiempo y seguirá el mismo camino durante todo este año, dijo hoy el primer ministro indio, Manmohan Singh, que aprovechó una ceremonia conmemorativa en Nueva Delhi para anunciar la creación de un certamen internacional en honor al escritor.

Singh calificó a Tagore de "genio polifacético" y de "fuerza moral detrás de la lucha por la libertad", que "dio una voz viva y expresiva a la deprimida alma de la India", según un comunicado.

"Rabi", diminutivo de Rabindranath que significa "sol" en bengalí, se convirtió en la referencia intelectual de la India moderna con su inmensa producción, una idea apoyada además por sus conversaciones con destacadas personalidades como Albert Einstein y otros pensadores.

Su legado no se limita a la poesía o la narrativa, sino que abarca también el teatro, la filosofía, la pintura, la música, la estética, la educación, la política e incluso la filología bengalí.

Los poemas de Tagore más conocidos, incluidos en obras como 'Ofrenda lírica' ('Gitanjali'), 'El jardinero' o 'La luna nueva', pertenecen a un periodo religioso de su obra que se dio a conocer en Occidente gracias a poetas como el irlandés William Butler Yeats.

Para muchos, el autor bengalí, que escribió en esta lengua la mayor parte de su obra, fue uno de los puentes más importantes entre Oriente y Occidente.

Esta fascinación mundial, aunque sobre todo europea, desembocó en la concesión a Tagore del Nobel de Literatura en 1913, el primero otorgado a un autor asiático y el único, de momento, concedido a un escritor de la India.

"Fue un hombre moderno. Intentó mostrar el camino de cómo nuestra cultura debía aproximarse a otras manteniéndose intacta. Su mayor visión fue amalgamar Europa y Asia", defendió en declaraciones a Efe Aveek Majumdar, experto en Tagore y profesor asociado de Literatura Comparada en la Universidad india de Jadavpur.

En el ámbito académico, Tagore fundó la escuela de Santiniketan ('Morada de la Paz'), una prestigiosa universidad cercana a Calcuta que está inspirada en los principios de la libre enseñanza.

En la búsqueda de su plenitud, el autor bengalí se atrevió a dibujar y pintar -dejó cientos de obras artísticas- y compuso 2.000 canciones, entre ellas, los himnos de la India y Bangladesh, país este último que también se ha volcado en la conmemoración del aniversario de su nacimiento.

La efeméride está sirviendo de hecho para acercar a estos dos vecinos de relaciones volátiles, con la visita del vicepresidente indio, Hamid Ansari, esta semana a suelo bangladeshí para participar en los homenajes por Tagore organizados allí.

En 1947, con la partición del subcontinente indio e independencia de Pakistán y la India del Imperio Británico, la comunidad bengalí quedó dividida por una frontera, dejando a una parte en la región india de Bengala -de la cual es originario Tagore- y a otra en el actual Bangladesh y anteriormente Pakistán Oriental.

"El gran poeta se ha convertido en parte de la conciencia universal que no se ha pasado de moda incluso 150 años después de su nacimiento", declaró este viernes la primera ministra bangladeshí, Sheikh Hasina, que mantuvo que la "presencia" de Tagore sigue sintiéndose "en tiempos de amor, dolor, paz y lucha".

Igor G. Barbero