Sábado, 7 de Mayo de 2011

Ya son 10 los cadáveres recuperados de la mina de carbón en México

Pese a la labor de los equipos de rescate, quienes trabajan contra la gran inestabilidad de la mina, las expectativas de encontrar vida son nulas

PUBLICO.ES/EFE ·07/05/2011 - 09:58h

EFE - Familiares de los mineros atrapados en el yacimiento de carbón en Coahuila, México, esperan desconsolados los resultados de las labores de rescate.

Los equipos de rescate han recuperado los cuerpos de otros cuatro obreros de la mina de carbón de Sabinas, en el norteño estado mexicano de Coahuila, con lo que suman diez los cadáveres extraídos de la mina de carbón siniestrada el 3 de mayo.

Tras una explosión por acumulación de gas metano quedaron atrapados catorce trabajadores en un tiro de carbón que operaba en condiciones precarias. De los otros cuatro obreros no se sabe su suerte, aunque las posibilidades de encontrarlos vivos son nulas.

Según informó el ministro del Trabajo, Javier Lozano, "acabamos de recibir el cuerpo de otro compañero más aquí en Sabinas. Es el rescate número 10 de 14 mineros", dijo el ministro en su cuenta de Twitter, el medio por el que ha ido informando del rescate de cuerpos.

Las posibilidades de encontrar al resto de mineros con vida son nulas

El último de los cadáveres rescatados es el de Julio César Sifuentes Vásquez, de 33 años, padre de dos hijos y de un futuro que todavía no ha nacido.

En la boca del pozo decenas de familiares de los desaparecidos se siguen expectantes en torno al rescate y con esperanzas de hallar vivos a sus seres queridos, a pesar del pesimismo de las autoridades.

El rescate avanza con riesgos por inestabilidad en la mina

La inestabilidad detectada en la mina de carbón mexicana, donde todavía hay cuatro trabajadores sepultados desde hace más de tres días, ha complicado las labores de rescate.

"Ha sido un trabajo complicado, no está estable la mina en la parte central y es la razón por la que se tuvo que hacer todo el trabajo de conexión de otro pozo" al del accidente, declara la directora general de Protección Civil, Laura Gurza.

El paso de las horas agota las ya remotas posibilidades de rescatar supervivientes, pero las familias confían aún en que cambie la suerte de los suyos, hasta ahora muy desfavorable.

Gurza es de quienes piensan que "no hay expectativa de vida" en la mina, ya que "la explosión fue bastante severa", por lo que advierte que sólo queda esperar a "la extracción de cuerpos".

"No hay expectativas de vida"

Apoyo a los familiares

Esta tarde, los parientes de los desaparecidos se reunieron con la brigada de expertos chilena que llegó ayer a la zona para "atender sus inquietudes", un encuentro en el que participó también el ministro mexicano de Trabajo, Javier Lozano.

El secretario explicó a la emisora Radio Fórmula que en el encuentro se constató que los enviados chilenos "avalan completamente el trabajo" de los técnicos mexicanos y rescatistas.

Lozano también señaló que los trabajos no han sido detenidos "ni un solo minuto" en el pozo 3, donde se presume que podrían estar los cadáveres que faltan por hallar."Espero que antes del domingo tengamos noticias, no lo puedo asegurar. Las cosas se están haciendo bien para que así ocurra", añadió.

También hoy, la Comisión Nacional de Derechos Humanos recordó que en México "se han documentado conductas tolerantes y omisas de servidores públicos" para hacer cumplir la ley en materia de seguridad e higiene en las minas.

Este organismo público desplazó a su personal a Sabinas para seguir la situación y detectar posibles violaciones a los derechos humanos de los trabajadores y de sus familiares.

La CNDH ha pedido ya "medidas cautelares" a los ministerios mexicanos de Economía y Trabajo, para "garantizar la vida, integridad, y en su caso, el rescate de los cuerpos de los trabajadores de la mina".


Noticias Relacionadas