Sábado, 7 de Mayo de 2011

La segunda fuga de ácido clorhídrico esta semana en El Prat acaba sin heridos

EFE ·07/05/2011 - 09:52h

EFE - Bomberos con equipos especiales trabajan para controlar una fuga de vapor liberada en las instalaciones de una empresa textil de Tortosa (Tarragona), tras una pequeña explosión causada por una mezcla accidental de clorito de sosa y ácido clorhídrico en junio de 2006. EFE/Archivo

Una segunda fuga de ácido clorhídrico, ocurrida esta semana en dos empresas situadas en El Prat de Llobregat (Barcelona), no ha provocado daños personales, aunque se ha activado la fase de alerta del Plan de Emergencias Exterior del Sector Químico de Cataluña (Plaseqcat).

La dirección general de Protección Civil de la Generalitat informa hoy en un comunicado de que la fuga, de entre 1.500 y 2.000 litros de ácido clorhídrico, se produjo poco antes de las 22.00 horas de ayer en la empresa Artenius S.L., situada en la calle Remolar de El Prat.

A raíz de este suceso, el municipio de El Prat también ha activado su Plan de Actuación Municipal que, como el Plaseqcat, ya han sido desactivados al desaparecer el peligro para las personas.

En este suceso no ha resultado ninguna persona afectada ni se ha producido un riesgo directo para la población, ya que el viento soplaba anoche de componente norte en dirección al mar y no hacia el núcleo urbano.

Según Protección Civil, se han vertido a la atmósfera entre 1.500 y 2.000 litros de ácido clorhídrico de la válvula de un depósito de 10.000 litros en el que quedaban unos 2.000.

En la resolución de este suceso han trabajado cuatro dotaciones de los Bomberos de la Generalitat y el furgón de riesgo químico del mismo cuerpo, varias patrullas de los Mossos d'Esquadra y de la Policía Local de El Prat del Llobregat y personal de Protección Civil de la Generalitat y del municipio.

Esta es la segunda fuga que se produce en El Prat esta semana del mismo producto químico, ácido clorhídrico, después de que el pasado lunes se registrara un suceso similar en el interior de la empresa Clariant Ibérica, que obligó a evacuar a unos 300 trabajadores de la misma como medida de precaución.

Al igual que en el caso de anoche, se activó el Plaseqcat, si bien no afectó a la población ya que la nube tóxica fue hacia el mar.