Viernes, 6 de Mayo de 2011

El rock directo de Rosendo sigue enganchando a fieles y nuevos seguidores

EFE ·06/05/2011 - 23:42h

EFE - Rosendo y sus habituales compañeros de grabación presentan su último disco, "A veces cuesta llegar al estribillo", una colección de canciones de sus últimos discos, durante el concierto ofrecido esta noche en Valladolid.

El rock directo de Rosendo sigue enganchando a sus fieles y a los nuevos seguidores y así lo ha demostrado esta noche en Valladolid, donde se ha acercado para presentar su último trabajo, "A veces cuesta llegar al estribillo".

Este disco es el décimo quinto en solitario del de Carabanchel y ex líder de la formación Leño que ha acudido a la cita en el Teatro Carrión junto a sus habituales compañeros de viaje: Rafa J. Vegas, al bajo, y Mariano Montero, a la batería.

Rosendo Mercado (Madrid, 1954) ha aparecido al borde las nueve y media en el escenario de un teatro, algo que no es muy habitual en los conciertos de rock, pero que en esta ocasión se ha amoldado a las circunstancias.

La larga melena y la guitarra fender entre las manos han demostrado que allí estaba el madrileño que se ha presentado ante el público apenas una semana después de recibir dos galardones en los Premios de la Música (mejor álbum general y mejor álbum de rock) por el trabajo presentado hoy.

"Ni gozo ni calvario" ha iniciado la ruta en la que Rosendo ha desgranado muchas de las canciones de su último disco, del que ha brillado especialmente "Amaina tempestad", con una letra marca de la casa.

En el público se han unido viejos seguidores de Rosendo, de su etapa en la formación Leño, y nuevas generaciones que veneran a Rosendo y le consideran un sabio en la composición del rock.

Sus letras agrias y directas de siempre toman un sentido especial en este momento de crisis en el que las circunstancias parecen dar la razón a esa mirada pesimista de la realidad del madrileño.

En un momento de la actuación, el de Carabanchel ha reconocido que este concierto ha sido "más tranquilo que en otras ocasiones pero que tiene su encanto".

El espectáculo ha ido subiendo de intensidad a medida que se acercaban los grandes éxitos de Rosendo y los más de doscientos asistentes, que se revolvían en las butacas, han saltado con "Flojos de pantalón".

De la primera parte del concierto el madrileño se ha despedido recordándole al público "Pan de higo", "Masculino singular" y "Agradecido".

Tras un breve descanso, el trío de músicos ha vuelto a salir al escenario con "Maneras de vivir" y "Borrachuzos", que ha cerrado un concierto sencillo y con una ecuación perfecta entre la guitarra, el bajo y la batería.

Mañana Rosendo y los suyos estarán en Barcelona y próximamente pasarán por Madrid para mostrar "A veces cuesta llegar al estribillo".